Chile: el gabinete feroz de Piñera

Ibán de Rementería

27/02/2018

En la designación del Gabinete por el electo Presidente Piñera lo que se esperaba era un equipo cercano a las propuestas programáticas de la segunda vuelta, liberal en lo valórico y progresista en lo social como se lo prometió a la “derecha social”, con educación gratuita y todo.

Pero no, lo que se ha designado es un “gabinete de choque”, con “figuras controversiales” como  Ministra de la Mujer a Isabel Plá que está en contra del aborto por tres causales, en Educación se ha escogido a un abogado de grandes  empresas, Gerardo Varela, sin experiencia alguna en el sector, conocido columnistas en contra de la educación gratuita y no selectiva, en el Ministerio Desarrollo Social se selecciona al Presidente de Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfredo Moreno, que además salvó del descalabro al Grupo Penta, cuyos controladores  terminaron en la cárcel por colusión entre política y negocios,fue el primer caso bullado sobre el tema que solo financiaba ilegalmente a los partidos derecha, el cual fue  opacado después por el caso SQM que corrompía a todos los partidos sobre todo a los de la Concertación-Nueva Mayoría. Este es un Gabinete  que responde al “relato” de la primera vuelta que electoralmente fue un fracaso. Tanto es así que por lo mismo el próximo gobierno no tiene mayoría en el Parlamento, pues si bien Chile Vamos eligió 72 diputados, no obstante la oposición al Gobierno de Piñera contaría con los 43 diputados de los saldos restantes de la Nueva Mayoría, más, los 20 del  Frente Amplio (FA), van 63, más los  14 de la Democracia Cristiana, van 77, más los 4 diputados  del Partido Regionalista Verde (PRV), llegamos a 81, además hay una diputada del Partidos Progresista, entonces estamos llegando a 82 diputados de la eventual oposición ante 72 del Gobierno, cierto es que algunos del Partido Radical, DC o PRV pueden hacer sus “negociaciones particulares”, pero para el próximo gobierno la situación parlamentaria está cuesta arriba.

¿Es entonces todo esto una equivocación? por cierto que no. Si bien la mayoría nacional es de centro izquierda como es constatable en la pasada elección parlamentaria, ya explicado más arriba, pues bien de la misma manera como desde ese 50% de los electores que al decir del diputado Víctor Torres (DC) no se sienten “convidados a la política”, Piñera logró extraer ese 10% que le dio el triunfo sobre Guillier, bien se puede hacer un esfuerzo más para movilizar más sectores conservadores, temerosos del cambio o francamente autoritarios, hay un fondo de seis millones de electores donde salir a buscar. Dicho al pasar, tal vez esa segunda vuelta donde Piñera ofrecía un programa que parecía el sexto gobierno de la Concertación, más bien tranquilizó a muchos votantes de la vieja izquierda decepcionada y a otros tantos de la nueva izquierda desconfiada quienes no fueron a votar.

Ahora, Piñera con este Gabinete a contrapelo bien se puede estar proponiendo superar  la carencia de relato que tuvo en su primer gobierno, la “épica” ahora podría construirse con una lucha frontal contra el crimen y el narcotráfico, la estrategia Duterte – Presidente de Filipinas que persigue a sangre y fuego tanto a narcotraficantes como a usuarios, con más de 8.000 ejecutados extrajudiciales en  el último año y que tienen un 80% de respaldo entre  su población-; asimismo,la nueva épica puede plantearse la lucha frontal contra la corrupción de la política por las empresas privadas, pues los principales implicados de la derecha ya cayeron, tales como Novoa, Cardemil, Longueira, Moreira, Orpis, Goldborn o Von Baer,  en cambio, queda mucho por aclarar de la campaña y precampaña  electoral de la Presidenta Bachelet, así como en las otras campañas presidenciales, parlamentarias y municipales de la NM y el PRO; también, el nuevo Gobierno se puede proponer, sobre todo,la lucha  contra la corrupción y lenidad de la administración pública, en especial en contra de aquella que aconteció entre quienes los antecedieron en el poder: caso Carabineros, caso Ejército, caso SENAME, caso SQM, caso CODELCO, etc., etc., etc.

La ofensiva política hacia donde apunta este Gabinete es muy coherente con lo que acontece en la región contra el progresismo, para comenzar con el patético caso de Venezuela, así como el de Argentina donde el peronismo es mayoría pero está dividido, Brasil con una expresidenta destituida y un candidato presidencial del Partidos de los Trabajadores, hasta ahora largamente triunfante en las encuestas, pero condenado a prisión por  corrupción , lo mismo es de esperarse en Bolivia con el intento de Morales de volver a repetir en la Presidencia, o la crisis en ciernes que se avecina en México con el eventual triunfo presidencial del izquierdista López Obrador.

Se puede suponer que tal ofensiva ética y moral contra el equipo del actual gobierno y la NM como épica de la derecha desde el Gobierno no es posible con la legislación actual y un Parlamento en contra. Pues bien, la actual legislación obviamente lo hace posible porque es producto de la política de los acuerdos de los partidos del orden que instauraron el poder binominal protegido por la Constitución Pinochet-Guzmán, eso es lo que acaba de ser demostrado con la “Operación  Huracán”, donde Carabineros fragua pruebas penales y, eventualmente, puede haber producido hechos criminales,  además, siempre “las cosas se pueden hacer bien” sobre todo en el Ministerio Público, para que no haya trascendidos. Las reiteradas provocaciones del alto mando de Carabineros al actual Gobierno saliente, incluidas las inoportunas vacaciones del General Director a Miami,  aparecen como una “precuela” del trato que recibirá este equipo gubernamental saliente por el Gobierno entrante.

En una ofensiva moralista de la derecha y su gobierno contra la corrupción política obviamente que el FA no se va a sentir obligado a defender a los ex funcionarios del Gobierno de la Nueva Mayoría, tanto más cuanto que, su diferenciación con esta es más moral que política. Lo mismo acontece con el PRO y PRV.

Sobre el poder del Parlamento el suyo está notablemente relativizado si no son necesarias modificaciones legales a aprobar, su iniciativa legislativa se limita a las declaraciones de principios, como acaba de acontecer con el Contrato de Explotación del Litio entre CORFO y SQM, donde los diputados acordaron :“este acuerdo es una renuncia por parte del Estado a tomar por sí mismo la producción del litio a través de una empresa pública, con plenas facultades y financiamiento y, a la vez, constituye la perpetuación de la relación que tiene Chile con una empresa que no tiene la probidad necesaria para suscribir un nuevo contrato para la explotación del litio dado que no ha dado cumplimento a las leyes en diversas oportunidades”. Si bien el proyecto de resolución fue aprobado en la Sala, por 38 votos a favor, 17 en contra y 15 abstenciones, no tiene ningún poder vinculante para el Poder Ejecutivo. Entretanto, SQM además de este ventajoso contrato que le triplica el volumen del litio a extraer pese al incumplimiento contumaz del anterior, se ha beneficiado de la suspensión de su responsabilidad penal por haber sobornados a políticos, parlamentarios y funcionarios públicos a cambio de una multa, esto en todas partes del mundo se llama “hacer el oso”.

Sabido es que entre elección y elección se gobierna, y hace oposición, mediante encuestas por muy desprestigiadas que estén, por los demás, las elecciones mismas están notablemente deslegitimadas por su baja convocatoria. Y aquí el efecto moralizador a la Duterte con una “efectiva lucha nacional” contra la delincuencia, el narcotráfico, la corrupción privada y, sobre todo, la pública, puede tener similares resultados en las encuestas de opinión que “salir a matar narcotraficantes y drogadictos” e ir construyendo una real mayoría de derecha para las próximas elecciones, municipales, regionales y las venideras parlamentarias y presidenciales.

Sociólogo y politólogo, profesor en la Universidad de Chile y Nacional de Colombia. Es militante del Núcleo Valparaíso Socialista, Izquierda Socialista, del PS.
Fuente:
http://elporteno.cl/2018/02/11/pinera-un-gabinete-feroz/
Temática: