Corea del Sur: la dinámica de las manifestaciones de masas por la dimisión de Park Geun-hye

Ko Dong-hwan, Choi Ha-young

04/12/2016

El sábado 3 de diciembre, 171 diputados de la Asamblea Nacional de Corea del Sur presentaron la solicitud de comienzo del procedimiento de destitución de la presidenta Park Geun-hye. Para obtener los dos tercios necesarios de los 300 miembros de la cámara, es necesario que firmen la moción de censura 24 diputados del partido del gobierno, Saenuri.

Aunque la oposición contaba en principio con esos votos, el anuncio de la presidenta Park de que dimitiría voluntariamente el pasado 29 de noviembre, pidiendo a la Asamblea Nacional que articulase un proceso de trasmisión de poderes, ha bloqueado por el momento la moción de destitución de la oposición. La dirección del Partido Saenuri quiere ahora imponer sus condiciones para determinar la forma, los ritmos y el candidato a suceder a Park, arrebatando de esta manera la iniciativa a los tres partidos de la oposición parlamentaria.

Pero esta maniobra ha desplazado la crisis política de la Asamblea Nacional a la calle. Por sexta semana, cientos de miles de personas han salido a la calle este sábado en Seúl y las principales ciudades de Corea del Sur para exigir la inmediata renuncia de la Presidenta Park y su enjuiciamiento criminal, sin esperar a los seis meses de consultas del Tribunal Constitucional. La crisis política se está convirtiendo así en una crisis del régimen surcoreano. Reproducimos un artículo sobre la naturaleza de estas masivas movilizaciones cívicas, escrito después de la quinta manifestación de la semana pasada. SP

 

Un número sin precedentes de manifestantes sosteniendo velas en la plaza Gwanghwamun de Seúl, el sábado 26 de noviembre, exigió el cese de la presidenta Park Geun-hye. Por quinto fin de semana consecutivo, los manifestantes ocuparon las calles principales en el centro de Seúl, exigiendo el cese de Park - acusada de ser cómplice de su amiga Choi Soon-il en la extorsionando a grandes compañías para acumular ilícitamente riquezas. Los organizadores de la manifestación calculan que alrededor de 1,5 millones de personas participaron en el quinto mitin a la luz de las velas en Seúl y 400.000 en otras ciudades importantes. Los organizadores de este movimiento se han comprometido a realizar protestas masivas todos los sábados hasta que Park renuncie.

Park Geun-hye ya no es la presidenta para todos los ciudadanos que salieron a las calles para protestar una vez más este sábado a la luz de las velas en Seúl y otras ciudades importantes de Corea del Sur.

En el mayor mitin contra el gobierno en la historia del país, más de 1,9 millones de manifestantes salieron a exigir la renuncia de Park: 1,5 millones en la Plaza Gwanghwamun de Seúl y alrededor de 400,000 en otras ciudades, según los organizadores.

El frío y la nieve no disuadieron a la gente, furiosa por el escándalo presidencial que involucró a la amiga de Park, Choi Soon-sil, para salir a las calles.

"He venido a las manifestaciones cada semana. Nosotros, la gente común tenemos que trabajar muy duro para sobrevivir. Park y Choi Soon-sil extorsionaron dinero a la gente y las empresas ", dijo Lee Jeong-su, 51 años, empleado de oficina. "Es vergonzoso ver este escándalo convertido en un tema internacional. Continuaré manifestándome hasta que Park renuncié”.

Las manifestaciones con velas en todo el país han congregado ya a más de 4 millones de personas desde que comenzaron a finales de octubre y han sido un factor importante para impulsar la investigación de la fiscalía y la decisión de recusar a la presidenta.

La mayor manifestación de la historia del país

Los analistas creen que Park no podrá ganar el pulso contra el pueblo y no tendrá otra opción que someterse a sus exigencias.

David Steinberg, profesor de la Universidad de Georgetown, declaró a The Korea Times: "La importancia de estas manifestaciones no debe ser subestimada. Profesores conservadores, respetados y bastante mayores se han unido a las manifestaciones, lo que indica su importancia y el sentido generalizado de agravio".

Los manifestantes llegaron a 200 metros de Cheong Wa Dae, con pancartas que decían "¡Arresten a la Presidenta Park!" y "¡Rendición ya!".

Kim Beom-jae, de 62 años, residente en Seúl, dice: "No podemos aun calibrar el verdadero poder de las manifestaciones con velas. Pero estoy seguro de que se convertirán en una enorme corriente subyacente que impulsará los cambios en nuestra sociedad".

No sólo los estudiantes, sino también sus profesores participan en las manifestaciones.

"Siempre he enseñado a mis estudiantes la importancia de la honestidad y la democracia. Pero ahora no puedo hacerlo", afirma Kwon In-taek, un profesor de escuela secundaria de la provincia de Chungcheong del Sur. "Uno de mis estudiantes hizo un video de la presidenta montado en un columpio llamado Soon-sil como trabajo de curso. Lo elogié. Park ya no es nuestra Presidenta. Mi colegio ya no impide que los estudiantes vayan a las manifestaciones con velas".

Chang Hae-jin, un joven de 18 años que aprobó la Revalida de Aptitud Académica a principios de este mes, cuenta a la agencia de noticias Yonhap: "Esta es mi primera participación en una manifestación. Cuando estaba estudiando para el examen, me sentía culpable porque no podía hacer nada. Park no debe esconderse así. Debe ser honesta acerca de sus malas acciones".

Manifestaciones pacíficas en todo el país

A las 8 pm, para expresar su unidad, los manifestantes en las calles de las ciudades y pueblos de todo el país apagaron las luces de sus teléfonos móviles y de los edificios durante un minuto, mientras que los que estaban conduciendo tocaban las bocina.

En Daegu, el lugar de nacimiento de la presidenta, 20.000 manifestantes se congregaron para exigir su renuncia. La gente de 71 grupos cívicos locales se unió a la manifestación en la ciudad suroriental a pesar de la constante lluvia.

En Busan, 100.000 manifestantes anti-Park se reunieron en Seomyeon. La policía desplegó a 1.000 agentes, después de los 50.000 manifestantes de la semana pasada. La manifestación comenzó a las 9:30 pm.

Cincuenta mil manifestantes se congregaron en Geumnam-ro en Gwangju, y unos 15.000 en Dunsan-dong en Daejeon. En los 12 distritos de la provincia de Gyeongsang del Sur se manifestaron unas 14.000 personas.

En la isla de Jeju, la sexta manifestación anti-Park, reunió a 3.000 manifestantes. La concentración en el lugar más turístico de Corea del Sur se prolongó hasta muy tarde en la noche.

La quinto manifestación de Gwanghwamun se produjo en un momento crítico para Park, que está perdiendo el apoyo de la gente: su índice de aprobación ha caído hasta un desconocido 4 por ciento.

Los diputados de los partidos de oposición se han unido al movimiento, instando al gobernante Partido Saenuri a apoyar la moción de censura contra Park.

"El Partido Saenuri debe apoyar el proceso de destitución que los tres partidos de la oposición están promoviendo", dijo el diputado Choo Mi-ae, dirigente del principal partido de la oposición, el Partido Democrático de Corea.

Los fiscales sostienen que Park fue cómplice del escándalo de las extorsiones a las grandes empresas orquestado por su amiga y confidente Choi Soon-il. El DPK aseguró que pondrá a votación la moción de censura en la Asamblea Nacional no más tarde del 9 de diciembre.

Mientras tanto, un grupo de simpatizantes de Park se reunieron en la estación de trenes de Seúl el sábado para protestar por las manifestaciones. Una de sus pancartas decía: "La destitución de Park convertirá a Corea en un país comunista".

"El padre de Park, Park Chung-hee, modernizó nuestro país. Últimamente, los gobiernos de Corea del Sur sólo se han centrado en ayudar a Corea del Norte", afirma Lee Kae-yong, un participante de 80 años de edad en la reunión, según la agencia Yonhap.

Al igual que en las anteriores manifestaciones, las concentraciones con velas por quinta semana terminaron sin enfrentamientos ni incidentes.

Los organizadores de las manifestaciones declararon que seguirán celebrando los mítines hasta que Park acepte las exigencias del pueblo. Esperarán a ver como reacciona antes de decidir los detalles de las próximas manifestaciones.

Periodistas de The Korea Times.
Fuente:
http://www.koreatimes.co.kr/www/news/nation/2016/11/116_219030.html
Traducción:
Enrique García