El ateísmo aún más perseguido en el mundo en 2017. Un ejemplo: Egipto

Hemant Mehta

04/01/2018

2017 no ha sido un año de buenas noticias para la humanidad. En cambio, sí ha sido grande el número “de ataques contra la razón, la ciencia y nuestra humanidad compartida”. Relacionado con ello, “los extremistas religiosos, los negacionistas del clima y la ciencia médica, y los proveedores de información errónea y las teorías de la conspiración aumentaron su poder e influencia”, por utilizar las palabras de la Richard Dawkins Foundation for Reason & Science. Un ejemplo entre muchos es el aumento de la represión del ateísmo en Egipto como explica este breve artículo. DR

 

Hace mucho tiempo que sabemos que Egipto no es un país seguro para los ateos. Las personas que han declarado públicamente que son ateos, como Karim al-Banna y Alber Saber, han sufrido penas de prisión de hasta tres años por el delito de "blasfemia" o desprecio religioso.

En 2014, los funcionarios del gobierno dijeron (de una manera extrañamente precisa) que había exactamente 866 ateos en el país. Era una manera de sugerir que sabían quiénes eran esas personas y que el número era cada vez más bajo. Pero en un país de casi 95 millones de personas, no hay forma de que ese número sea tan exacto. Las estimaciones sitúan el número real entre dos y cuatro millones.

Aún así, en los últimos años, el ateísmo en sí no era un crimen. Solamente se violaba la ley si lo promovía públicamente. Es por eso que administrar un grupo de Facebook para ateos o criticar al Islam pone a esos activistas en el punto de mira del gobierno. Por esa razón millones de ateos potenciales fueron reducidos a menos de 1.000: sabían que era más seguro permanecer en el armario.

Parece que el gobierno ahora va incluso más allá con la purga atea. Según un informe no verificado, el Comité de Religión de la nación ha propuesto criminalizar por completo el ateísmo. Hay que olvidar el promocionarlo; si esta ley se aprueba, simplemente no creer en Dios sería una ofensa punible por sí misma.

No está claro cómo haría Egipto para procesar a los ateos que no habían salido del armario por sus (no) creencias. La ley misma puede ser simplemente una táctica de miedo para obligar a los escépticos a profesar su fe en cualquier momento y lugar. Pero no es difícil avanzar que esta ley será seriamente considerada[1]. Dado el modo en que Egipto ha manejado la libertad religiosa en el pasado, este parece ser el siguiente paso lógico en la visión teocrática de la nación.

Espero que los informes resulten ser inexactos. Me temo que no lo son. Hasta el momento, ninguna fuente de noticias convencional ha confirmado ninguno de los informes.

 


[1] NdT: Este artículo está fechado el 24-12-17. Cinco días después, Shahira Amin escribía en Al-Monitor que Ibrahim Khalil, un joven informático, fue detenido en Egipto por administrar una página de FB que “promueve el ateísmo”.

 

es editor de Friendly Atheist
Fuente:
http://www.patheos.com/blogs/friendlyatheist/2017/12/24/egypt-reportedly-set-to-pass-law-criminalizing-atheism/#1zyPhP25CEYgRHIs.99
Traducción:
Daniel Raventós