Euskal Herria: movilizaciones por la paz. Dossier

Michel Tubiana

Michel Berhocoirigoin

Jean-Noël Etcheverry

Michel Garicoïx

Ramón Zallo

25/12/2016

La sociedad civil asume sus responsabilidades y comienza el desmantelamiento de los arsenales militares de ETA

Nosotros, miembros de la sociedad civil, sin ningún lazo o subordinación con ETA, hemos decidido iniciar el proceso de desarme de la organización armada, y proceder a la destrucción de un primer arsenal de armas  [1].

Hacemos un llamado a la sociedad civil y todos los electos para agruparse inmediatamente y de forma masiva, con un espíritu totalmente pacífico, para apoyar la necesidad de un desarme ordenado y controlado.

Todo el mundo debe asumir sus responsabilidades en el proceso de paz hasta alcanzar sus objetivos. La responsabilidad de una paz justa y duradera es de todos.

Porque queremos contribuir a un futuro sin violencia y democrático para el País Vasco.

Porque estamos convencidos de que el desarme es un requisito previo para alcanzar una resolución final del conflicto, incluyendo la imposibilidad de cualquier vuelta a la violencia, el reconocimiento de todas las víctimas, con las reparaciones que implica en el contexto de un enfoque de " verdad y reconciliación" y la liberación de todos los presos relacionados con el conflicto vasco.

Porque estos pasos son partes inseparables de un proceso general y sólo pueden ser dados si hay participación de los Estados, desde la fase de desarme.

Porque hay que salir de esta situación absurda en la que la organización armada quiere entregar sus armas a un Estado que se niega a hacerlo posible.

Porque, cinco años después de la Conferencia de Paz de Aiete y el fin de la lucha armada, el fracaso del proceso puede tener consecuencias que no queremos imaginar, razón por la que hemos pedido a ETA que transfiera a la sociedad civil la responsabilidad política de la destrucción de todo su arsenal militar, y hemos decidido iniciar su destrucción.

Michel Tubiana (Presidente Honorario de la Liga de los Derechos Humanos)

Mixel Berhocoirigoin

Jean Noël Etcheverry (Txetx)

Notas:

[ 1 ] La primera acción supone aproximadamente el 15% del arsenal sellado por ETA.

http://mediabask.naiz.eus/media/asset_publics/resources/000/349/155/original/Communique_personnalite_s.pdf

 

Bayona, 4.000 personas se manifiestan en protesta por las detenciones de Luhuso

Michel Garicoïx

En la noche del 16 al 17 de diciembre se llevaron a cabo cinco detenciones como parte de una operación contra ETA. En Bayona, los manifestantes se reunieron el sábado para exigir "la libertad de los artesanos de la paz".

En pocas ocasiones la Plaza de los Vascos, en el centro de Bayona, habrá merecido su nombre como este sábado 17 de diciembre. Fue allí donde se congregaron quienes querían protestar contra las detenciones de la víspera en Luhuso: la policía ha detenido en esa ciudad del País Vasco francés a "cinco personas en relación con la organización terrorista ETA", en palabras el ministro del interior, Bruno Le Roux. Se encontró en la casa un gran arsenal.

Según fuentes de Le Monde, las cinco personas detenidas son Jean-Noël Etcheverry, Txetx, militante ecologista-alternativo y animador de Bizi en Bayona y de la red Alternativa; Michel Berhocoirigoin, actual presidente de la cámara de agricultura alternativa del País Vasco (EHLG), sindicalista agrícola, ex presidente del sindicato agrario vasco ELB (localmente mayoritario), ex secretario general nacional de la Confederación Campesina; Michel Bergouignan, enólogo en la denominación Irouléguy y ex presidente de la cooperativa de vino Irouleguy; Béatrice Molle-Haran, periodista profesional, editora de la revista Médiabask (en papel y electrónica); Stéphane Etchegaray, periodista audiovisual, que "estaba allí para filmar la destrucción de las armas." Estuvieron detenidos hasta el sábado por la noche. Una investigación preliminar por asociación ilícita terrorista ha sido abierta por el fiscal de París.

Michel Tubiana, presidente de honor de la Liga de Derechos Humanos (LDH), dijo que "si se informó a las autoridades, no podían ignorar que el enfoque era el de una neutralización [de las armas]." En la tarde del sábado, el ministro del Interior, sin embargo insistió en el hecho de que "nadie tiene derecho a proclamarse destructor de armas y de posibles pruebas." "En materia de terrorismo, todas las pruebas deben ser entregadas a la justicia", ha insistido.

Alrededor de 4.000 personas, alertadas a toda prisa desde esa mañana, se congregaron en Bayona por la liberación de los detenidos. Pero más que el número, es la diversidad sorprendente de personas de diferentes orígenes, tanto cargos electos como figuras culturales, pensionistas como estudiantes.

"Quiero expresar aquí mi indignación", dice Joana, de 22 años, que estudia un master en la Universidad de Pau. "Su lucha armada ha acabado, pero las autoridades no reaccionan. Todo el País Vasco esta harto, es la historia de nuestro país la que está en juego."

"La operación de ayer es puro cinismo"

En las calles adyacentes, es tiempo de Navidad y guirnaldas. Los niños hacen cola para esperar al Olentzero, el papa noel vasco. La manifestación se prepara detrás de una pancarta que exige "Libertad para los artesanos de la paz".

Al frente, el alcalde de Bayona, Jean-René Etchegaray (Unión de demócratas e independientes, UDI), no se anda con rodeos: "Durante cinco años, los Estados se niegan a cualquier proceso de paz. Los pacificadores que fueron detenidos ayer son tratados como criminales por su intento de construir puentes. Ya no hay más atentados, pero para poder desmantelar el arsenal es necesario que los Estados acepten abrir puertas. Esta operación de ayer, es puro cinismo. Obviamente, hay una total falta de comprensión de lo que está pasando aquí", concluye quién es también es presidente del Consejo de cargos electos del País Vasco.

A su lado, están varios parlamentarios: Sylviane Alaux y Colette Capdevielle, diputadas (Partido Socialista, PS) de Pirineos Atlántico y el senador (PS) Frédérique Espagnac. Pero también muchos alcaldes o concejales, responsables de la CFDT y delegados de la CGT, así como sindicalistas de ELA de Bilbao.

"En los Estados, quiero decirles que ya basta”, afirma Salvador Bacho, el alcalde de la localidad de Arberats. "Basta de detenciones, de presos, hay que dar una oportunidad a la paz." Los activistas del centro, de la derecha, nacionalistas o del PS opinan lo mismo.

"Quiero expresar  mi solidaridad con los artesanos de la paz que fueron detenidos”, dice Max Brisson, primer vicepresidente (republicanos, LR) del Departamento de los Pirineos Atlánticos. “Son personalidades de la sociedad civil, activistas por la paz no violentas bien conocidos. Frente a los Estados inactivos, la sociedad civil les sustituye, se hace cargo."

Desprecio

Un sentimiento de disgusto flota también en el ambiente. "Estamos aquí para apoyarlos”, asegura Peio Uhalde, directivo de la empresa de muebles Alki, “porque están tratando de hacer avanzar a este país y quieren que las cosas cambien. Y el País Vasco, sabemos hacer grandes cosas", dice refiriéndose a los viñedos de Irouléguy, y a Michel Bergouignan, uno de sus promotores.

"Es una vergüenza que las personas que toman iniciativas, que se mojan, sean procesados. Es humillante para todos nosotros”, protestas Xalbat Berterretche, profesor en el IUT de Bayona. “Yo nunca he estado a favor de la lucha armada, pero esta actitud de las autoridades muestra su desprecio por lo que se hace aquí."

Y mientras la manifestación crece. En el discurso final, otro dirigente empresarial expresa su exasperación: "Estoy sorprendido por estas detenciones, porque es el proceso de paz el que sufre. “Esto es intolerable”, protesta Peio Etchelecou, presidente de la compañía de alimentos Agur. “Ayer fueron ellos, pero ¡podríamos ser nosotros! "

Por último, sobre una tarima improvisada, Anaïs Funosa concluye: "Gracias a todos, gracias a la sociedad civil y a los periodistas”. Son personas que quieren, a  los ojos de la activista de Bake Bidea (El camino de la paz),"recorrer el camino".

http://www.lemonde.fr/societe/article/2016/12/17/a-bayonne-4-000-personnes-protestent-contre- la arrestations_5050735_3224.html

SARE: campaña contra la dispersión

Ramón Zallo

El Presidente colombiano y reciente Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos ha dicho (14-12-16) en una entrevista en Onda Cero algo tan razonable como lo siguiente:

 "No quiero inmiscuirme en asuntos internos de España, pero no vería ningún problema en que [los presos de ETA] paguen sus penas en unas cárceles más cercanas al sitio donde viven. No creo que haga daño a nadie"

Para un político moderado, dispuesto a solucionar problemas y no a recrearse en ellos, que se atrevió a iniciar un largo proceso de diálogo y negociación con las FARC y, sobre todo, a culminarlo, debe parecerle inexplicable que el Gobierno del PP mantenga, 5 años después de que ETA dejara de ser una amenaza real,  una política penitenciaria de dispersión de presos y presas puesto que carece de sentido político alguno.

Antaño se justificó para debilitar la autoorganización de las personas encarceladas, la compactación de posiciones y la disciplina de la organización armada y ello a pesar de que contradecía el art 25.2 de la Constitución Española [“Las penas privativas de libertad y las medidas de seguridad estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social”] y perjudicaba especialmente a las familias y la salud mental de los presos con prisiones prolongadas en condiciones de gran aislamiento.

Además, visto el caso norirlandés en el que la concentración en pocos centros facilitaba la toma de posiciones colectivas, la atomización de los presos en muchas prisiones alejadas, amén de afectar a derechos, nunca tuvo sentido puesto que dificultaba los procesos de reflexión colectiva.

La manifestación multitudinaria convocada por la red ciudadana SARE el 14 de enero de 2017 en Bilbao pretende ser un aldabonazo contra esa política  sin sentido y se acompaña con el lema 'Salatzen Dut/Yo Denuncio', contra la «vulneración de derechos» y la dispersión de presos y presas de ETA.

En sus carteles en forma de mano se advierten tres distintivos: verde, «para denunciar la vulneración de los derechos humanos de los presos vascos» mediante una legislación excepcional que supone la aplicación de una cadena perpetua encubierta no computando las penas cumplidas en cárceles francesas, haciendo así oídos sordos a la Decisión Marco Europea sobre el cómputo de penas cumplidas en otros Estados y que afecta a 7 presos que deberían estar en libertad desde hace dos años, con la condena cumplida; amarillo, reclamando la excarcelación de 10 presos con enfermedades graves e incurables; y rosa «para denunciar la política de alejamiento» que afecta al 95% de presos y presas y a sus familias y que es  ajena a la doctrina reiterada por del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo y a la propia Constitución española

A esta campaña se han adherido  225 juristas que reclaman la derogación de la Ley Orgánica 7/2003, como “ley de excepción” que se aplica a este colectivo de presos y que permite cadenas perpetuas encubiertas, en contra de los criterios de la propia Constitución Española".

Con todo, esta lógica del Gobierno Rajoy no es excepcional. La gendarmería francesa y Guardia Civil detenían en Luhuso, el 17-12-2016 a cinco personas muy conocidas en el ámbito de la sociedad civil de Iparralde que se habían ofrecido a mediar en el desarme y destrucción de una pequeña parte  del armamento de ETA. Ello muestra que el Gobierno tampoco quiere el desarme y prefiere el enquistamiento del problema.

En la actualidad la apuesta de Rajoy por el mantenimiento de la dispersión mientras ETA no se disuelva o la imposibilidad de ir sellando arsenales si no se entregan al Estado, solo responde a una lógica basada no en la política sino en algo tan visceral como la venganza y en un doble tenor: un castigo añadido a la personas recluidas y su entorno familiar y una lógica de vencedores y vencidos para imponer desde la justicia vindicativa lo que no pueden ganar en las urnas ni en los corazones de Euskal Herria.

Presidente Honorario de la Liga de los Derechos Humanos de Francia.
presidente de la cámara de agricultura alternativa del País Vasco (EHLG), sindicalista agrícola, ex presidente del sindicato agrario vasco ELB (localmente mayoritario), ex secretario general nacional de la Confederación Campesina.
"Txetx", militante ecologista-alternativo y animador de Bizi en Bayona y de la red Alternativa.
Corresponsal de Le Monde en Bayona.
Profesor de la Universidad del País Vasco.
Fuente:
Varias