Expulsado del Partido Laborista por decir lo indecible. Entrevista

Moshé Machover

08/10/2017

La corriente Labour Party Marxists (LPM) recibió muchos elogios y apoyos de los delegados en la conferencia anual del Partido Laborista, en particular, debido al excelente artículo "Antisionismo no es lo mismo que antisemitismo" escrito por Moshé Machover. Desde entonces, la derecha laborista ha preparado su venganza. En todo el país, cualquiera que haya expresado su simpatía por LPM en las redes sociales o reenvíado uno de sus artículos podría recibir pronto una carta de expulsión. Uno de ellos ha sido el propio Moshé Machover. Reg Kingston, de LPM, le entrevista.

¿Qué piensa de los cargos de los que le acusan?

Hasta donde entiendo, no han falseado lo que dije. Lo que es inaceptable es su astuta, venenosa, 'definición de antisemitismo'. En relación con la segunda acusación todo lo que tengo que decir es esto: yo no soy, ni he sido nunca, miembro de las organizaciones citadas: CPGB y LPM (para citar a la vieja fórmula de McCarthy). Sin embargo, no puedo negar ni confirmar estar 'asociado' con ellas, porque no sé lo que se supone que eso significa.

Por otra parte, sospecho que al menos parte de las 'pruebas' de que se trata de “organización política [s] con fines incompatibles con el Partido Laborista” es el hecho de que han publicado mis artículos y me han invitado a dar charlas ...

Francamente, me gustó el artículo, pero no esperaba que causaría tanto revuelo. ¿Cómo se explica la vehemencia de los ataques? ¿Por qué está pasando esto?

Es el resultado de una conjunción de dos cosas. Sigo la prensa israelí muy de cerca y los debates políticos más amplios en Israel en general. Hace bastante tiempo - y estoy hablando de antes de que nadie se imaginase que Corbyn sería el líder del Partido Laborista (¡y él menos que nadie!) - había una sensación en los círculos del establishment israelí de que estaban perdiendo la guerra de propaganda. Ellos respondieron con la campaña de Hasbara. 1

Fue parte de la decisión de pasar a la ofensiva: en un sentido, es el último intento de rescatar la reputación internacional de ese estado. Están perdiendo credibilidad en el ámbito de lo que podría llamarse 'la opinión internacional', pero - más importante - la están perdiendo entre el público judío fuera de Israel, especialmente los menores de 30 años. Hay un cambio generacional en la opinión pública evidente. Esta gente se están volviendo muy críticas con Israel y su proyecto de colonización.

Se pudo ver una señal de ello en la conferencia laborista del 27 de septiembre, en el discurso de clausura de Jeremy Corbyn. Su llamamiento a Israel para que detenga la opresión de los palestinos y ponga fin a su salvaje trato ganó un fuerte aplauso. 2 Fue un signo de los tiempos. Es un indicador de lo que el público en general ha llegado a sentir - incluyendo un gran porcentaje de judíos, especialmente jóvenes.

Recuerde, el establishment israelí identificó esta situación hace bastante tiempo, antes del ascenso de Corbyn. Ya habían decidido pasar al ataque  a nivel internacional, utilizando esta táctica de 'bomba sucia' de etiquetar como 'antisemita' cualquier crítica del sionismo y su proyecto de colonización.

En el Reino Unido, encontraron tontos útiles en el ala derecha del Laborismo. La táctica de propaganda del Estado israelí de calumniar toda crítica a sí mismo como anti-judía coincidió con la necesidad de la derecha del Partido Laborista de desacreditar a Corbyn y a la izquierda del partido.

Ahora Corbyn tiene un montón de enemigos - tanto dentro como fuera del partido. Así que de esta táctica de difamación se apropiaron con entusiasmo incluso personas a las que no les preocupa en absoluto los problemas de Israel-Palestina, los judíos, el sionismo y todas estas importantes cuestiones. Son totalmente cínicos a la hora de utilizar estas cuestiones. Como dijo Chris Williamson, la derecha laborista ‘convierte en un arma' la cuestión delicada y compleja del antisemitismo en aras de obtener una estrecha ventaja fraccional contra la izquierda del Partido Laborista que crece y amenaza con desbordarlos.

Es una guerra sucia.

Mike Katz del Movimiento Judío Laborista (MJL) 3 le llamó un “historiador amoral” en una conversación con uno de nuestros simpatizantes en la conferencia laborista de Brighton. En realidad no pudo explicar lo que quería decir cuando se le desafió a hacerlo. No cuestionó directamente la veracidad de todo lo que ha dicho usted: parecía estar dando a entender que plantear la cuestión de la colaboración limitada entre las organizaciones sionistas y el régimen nazi está fuera absolutamente de los límites de lo aceptable social / políticamente. Pero, como digo, eso es una suposición! ¿Qué cree que dice?

Bueno, no estoy muy seguro. He expuesto mis puntos de vista sobre la historia y la moral bastante claramente en el pasado. Se pueden encontrar en un libro que publiqué en 2012 y en conferencias públicas que he dado en Londres en 2006. 4

En ellos, he afirmado de forma cristalina que los juicios morales sobre los acontecimientos históricos son muy importantes. Pero primero son necesarios los  hechos. No se debe comenzar con una actitud moral, cargado de valor, a analizar los acontecimientos pasados. Ante todo hay que establecer lo que sucedió. Los juicios morales deben venir después.

Todos tienen derecho a sus propias evaluaciones morales de las acciones históricas de los individuos, grupos, partidos o clases sociales. Podemos estar en desacuerdo. Pero la gente no tiene derecho a inventar 'hechos' alternativos. La serie de hechos históricos a los que me refiero en mi artículo está ahí,  está disponible al público; el registro básico de los acontecimientos sobre los que escribo es indiscutible. (Como usted dice, ¡Mike Katz no los negó tampoco!) Por lo tanto, aceptan que estos hechos tuvieron lugar: son parte de la historia y deben ser explicados. ¡Después hablemos de la moral!

El MJL parece acercarse a la verdad histórica y la investigación con parámetros que se establecen sobre lo que es  decible  - de lo que está permitido hablar, independientemente de si se trata de un hecho histórico real.

Aquí van algunos hechos históricos. Estamos acercándonos al final del centenario de la declaración Balfour. 5 Es interesante leer lo que el Consejo de Representantes Judíos británicos dijo al respecto en su momento. Durante las discusiones en torno a la declaración, los portavoces del CRJB expresaron objeciones consistentes y fundamentales sobre el plan general de la colonización sionista de Palestina y en concreto sobre la idea de que los judíos en Gran Bretaña eran una raza o nacionalidad separada.

Insistieron en que el judaísmo es una  religión. Ahí está Lucien Wolf, 6 uno de los principales dirigentes del CRJB. En una famosa carta a Lord Rothschild, mientras se desarrollaban las negociaciones que dieron lugar a la declaración Balfour, se opuso por completo a la idea sionista de que era “auto-engañarse que cualquier judío pudiera creer que era inglés por nacionalidad y judío por su fe". Así respondió Wolf:

“He pasado la mayor parte de mi vida luchando contra estas mismas doctrinas cuando se me presentan en forma de antisemitismo y sólo puedo considerarlas como muy peligrosas cuando se me presentan bajo el disfraz del sionismo. Constituyen una capitulación a nuestros enemigos, y no tiene absolutamente ninguna justificación en la historia, la etnología o los hechos de la vida cotidiana …"

De hecho, los sionistas de la época - que, debe recordarse, eran una minoría entre los judíos británicos y entre todos los judíos de los países de Europa Occidental - consideraron la postura de Wolf abominable.

Más tarde, tenemos a los hermanos Montefiore, Alexander y Claude, que eran, respectivamente, los presidentes de la Junta de Representantes y de Asociación anglo-judía. Los dos escribieron una carta a  The Times , publicado el 24 de mayo de 1917. En ella, expresan un sentimiento similar:

“El establecimiento de una nación judía en Palestina basada en la teoría de la falta de una patria judía tendría el efecto en todo el mundo de clasificar a los judíos como extranjeros en sus países de origen, lo que socavaría su posición como ciudadanos y nacionales de esas tierras, que tanto a costado ganar”.

Así que lo que están diciendo es que nuestra nacionalidad es la británica: somos judíos por religión. De hecho, rechazaron la idea de una “nacionalidad judía laica reclutado sustentada en algún principio ambiguo y oscuro de raza y peculiaridad etnográfica”.

¿No es esa la característica específica que señala cuando hace referencia a la 'similaridad' limitada entre uno de los aspectos del sionismo y los nazis? La noción de los judíos como una raza; la idea de que no pueden vivir entre los gentiles sin conflicto y tensiones constantes; que la asimilación era una ilusión y, por lo tanto, que había la necesidad de que los judíos se separasen de los gentiles, y  viceversa ?

Sí, pero recordemos algo acerca de la cita de Heydrich 7 en mi artículo original 8 - la que causó a los miembros de la corriente LPM tantos problemas con los activistas del MJL fuera de la conferencia laborista! En ella, Heydrich está respondiendo a un acercamiento recíproco por parte de los sionistas alemanes.

Permítanme poner esto en su contexto histórico - la publicación de las famosas y abominables leyes de Nuremberg contra los judíos alemanes,  probablemente las leyes racistas más viles jamás aplicadas. 9 Fueron adoptadas en septiembre de 1935. Por supuesto, la mayoría de los judíos alemanes sintieron lo mismo que Lucien Wolf y los Montefiori en Gran Bretaña: se consideraban a sí mismos alemanes por nacionalidad y judíos por su religión o creencias religiosas. Pero una minoría de la comunidad - los sionistas - ¡dieron la bienvenida a las leyes de Nuremberg!

Permítanme citar el órgano oficial del movimiento sionista en Alemania - que está disponible en Yad Vashem, el Museo Memorial del Holocausto en Jerusalén. El nombre de esta revista  fue Jüdische Rundschau . En concreto, fue un editorial, firmado por el editor, un tal Brendt, que felicitó del hecho de que Alemania hubiese reconocido que los judíos no eran parte del pueblo alemán, sino una nacionalidad / raza separada (en Alemania - y en muchos otros lugares en ese momento - las palabras 'nación' y 'raza' tendían a ser tratadas como sinónimos). Brendt se refiere a la resolución recientemente aprobada por el 19º Congreso Mundial Sionista (1935), celebrado en Lucerna, Suiza. Dice que esta resolución pone fin a cualquier discusión sobre que el judaísmo sea simplemente una religión. Y entonces, dice, hablando de las leyes de Nuremberg: “Alemania se ha limitado a sacado las consecuencias prácticas de ello y está satisfaciendo la exigencia del Congreso Internacional Sionista cuando declara que los judíos que ahora viven en Alemania son una minoría nacional”.

Así, según este líder sionista, mediante la promulgación de las leyes de Nuremberg, el Reich alemán estaba aceptando implícitamente la posición del Congreso Sionista internacional.

Por supuesto, miramos hacia atrás esta historia con la ventaja de una visión retrospectiva. Conocemos el final de la historia, por así decirlo: como acabaron en realidad los judíos de Europa: amenazados por el exterminio físico. Y, por supuesto, no se puede estar seguro de que el propio Heydrich fuese culpable de engaño cuando respondió positivamente a este carcamiento. Puede que estuviera mintiendo; o, como algunos historiadores argumentan, que en ese momento la 'solución final' no fuese todavía la política oficial del estado nazi.

En cierto modo, esta cuestión de su auténtica intención es una cuestión secundaria. Heydrich, escribiendo en el órgano de las SS Das Schwarze Korps, respondió en cuestión de días a la editorial de ese órgano oficial sionista, y afirmó explícitamente:

“... el gobierno [es decir, los nazis en el poder] se encuentra por completo de acuerdo con el gran movimiento espiritual dentro de la propia comunidad judía, el llamado sionismo, con su reconocimiento de la solidaridad de la comunidad judía en todo el mundo y el rechazo de toda idea de asimilación”.
Era muy importante para el estado nazi insistir en que los judíos no eran simplemente una religión, porque no era la política - en general - de su estado perseguir y discriminar de una manera tan extrema a las minorías religiosas. Por lo tanto, insistieron en que los judíos eran una nación / raza separada. En este sentido, su punto de vista coincide claramente con la del movimiento sionista - que, recordemos, era un punto de vista minoritario entre los judíos alemanes. En ese sentido, Heydrich utilizaba a los sionistas contra la mayoría de los judíos alemanes. Estaba usando el sionismo como un palo polémico contra el punto de vista de la mayoría de judíos alemanes - que estaban a favor de la asimilación y los derechos civiles plenos en Alemania, el país de su nacimiento.

¿Cuál es su balance de la conferencia laborista y que nos dice la controversia en torno a esta cuestión tan sensible sobre la actual relación de fuerzas entre la izquierda y la derecha laboristas?

Hay contradicciones. Por un lado, Corbyn recoge aplausos cuando llama a poner fin a la opresión de los palestinos. Por otro lado, tenemos una guerra de guerrillas en curso en los niveles más bajos del Partido Laborista - a nivel de las agrupaciones municipales, por ejemplo - donde se están adoptando posiciones erróneas, incluso muy peligrosas.

Por lo tanto, la manipulación del antisemitismo, convirtiéndolo en un arma, continúa, pero puede situarse en diferentes ámbitos de lucha. Podemos progresar en el propio Partido Laborista, pero luego en las agrupaciones municipales los concejales de la derecha laborista pueden frenar la formación sobre la cuestión de Israel y Palestina, pueden suspender acciones y reuniones en solidaridad con los palestinos, etc.

¡La lucha no ha terminado! La guerra sucia contra nosotros continuará y probablemente se intensificará, en la medida en que los apologistas pro-Israel y los derechistas en el partido pierdan terreno.

Notas:

1. Hasbara es una palabra hebrea que define los esfuerzos de relaciones públicas del estado de Israel para difundir propaganda positiva sobre sí mismo y sus acciones en el extranjero.
2. “... vamos a dar un apoyo real para poner fin a la opresión del pueblo palestino, a la ocupación de 50 años y la expansión de los asentamientos ilegales y avanzar hacia una solución de dos estados auténtica para el conflicto entre Israel y Palestina”.  
(www.totalpolitics.com/articles/news/jeremy-corbyn%E2%80%99s-2017- labour-conference-speech-full-transcript ).
3. Mike Katz es uno de los líderes del Movimiento Judío Laborista. Su biografía se puede leer en www.mikekatz.org/about-me .
4. M Machover Israelis and Palestinians: conflict and resolution Chicago 2012 . La conferencia se puede leer en www.israeli-occupation.org/2006-11-30/moshe-machover-israelis-and-palest... .
5. La declaración Balfour fue una declaración pública en forma de carta a Lord Rothschild, realizada por el gobierno británico durante la Primera Guerra Mundial. Proclamaba su apoyo al establecimiento de un “hogar nacional” judío en Palestina - que entonces era una región del Imperio otomano de población árabe y con una pequeña minoría judía.
6. Lucien Wolf fue un periodista británico-judío e historiador de la comunidad anglo-judía. Era un defensor de los derechos civiles de los judíos y un opositor abierto contra el sionismo político.
7. Reinhard Tristán Eugen Heydrich fue un comandante de las SS nazis de alto rango durante la Segunda Guerra Mundial, y uno de los principales arquitectos del Holocausto.
8. http://labourpartymarxists.org.uk/john-mann-mp-expel-labour-party-marxists .
9. Las leyes de Nuremberg (1935) institucionalizaron muchas de las teorías raciales de la ideología nazi. Las leyes excluyeron a los judíos alemanes de la ciudadanía del Reich y les prohíbieron casarse o tener relaciones sexuales con personas de “sangre alemana o afín”.

veterano militante socialista antisionista israelí que fue co-fundador de la extinta Organización Socialista de Israel (Matzpen). En la actualidad vive en Londres. Es profesor emérito de filosofía del King's College, de la Universidad de Londres. Su libro más reciente es Israelis and Palestinians: conflict and resolution, London 2012. Varios de sus iluminadores artículos pueden consultarse en los archivos de Sin Permiso.
Fuente:
http://weeklyworker.co.uk/worker/1173/expelled-for-saying-the-unsayable/
Traducción:
Enrique García