Foro europeo contra las violencias de género

Montserrat Vila Planas

14/11/2010


El próximo 18, 19 y 20 de noviembre se reunirán en Barcelona el VI Foro catalán y el III Foro Europeo contra las Violencias de Género, en el Espai Francesca Bonnemaison, convocados por la Plataforma Unitària contra les violències de génere de Catalunya. Durante tres días se sucederán una serie de mesas de debate, en un programa que se puede consultar en www.violenciadegenere.org. Más de cien entidades feministas, sindicales y ciudadanas se han adherido a esta convocatoria, que intenta además inscribirse en la línea de reconstrucción del movimiento feminista en el Reino de España, cuya última gran convocatoria fueron las Jornadas Feministas de Granada del 2009. Para conocer mejor esta iniciativa G. Buster conversó con Montserrat Vila, coordinadora de la Plataforma unitaria catalana.

¿Como surgió la convocatoria de este Foro?

Desde hace seis años vimos la necesidad de hacer un foro contra la violencia de género en Cataluña para poder aunar todas las experiencias, ideas y luchas que estamos llevando a cabo diversas organizaciones. Cada una desarrolla a su manera esa lucha, pero tenemos muchos puntos en común. Punto en común principal es que queremos acabar con la violencia contra las mujeres. Allí decimos "prou agressions" (basta de agresiones), tenemos un manifiesto común básico con el que todas estamos de acuerdo y en este espacio del Foro queremos invitar a toda la ciudadanía para que conozca las causas de la violencia contra las mujeres, dar un espacio a cada una para que pueda explicar este proceso. El Foro es desde hace seis años un gran mecanismo de sensibilización a partir de todas las organizaciones del tejido social.

A veces las asociaciones de mujeres nos quedábamos en nuestro espacio, pero vimos la necesidad de abrirlo a toda la sociedad, a hombres y mujeres y que entre todos cambiemos las causas de la violencia de genero. Dentro del Foro, dimos un segundo paso. Hemos hecho un importante esfuerzo unitario en Cataluña, pero al mismo tiempo estábamos muy desligadas del resto de las acciones que se emprendían en este tema en el resto del Estado Español y en Europa. Nos planteamos tener una vez al año tener este espacio común con las organizaciones españolas y europeas y así nació el Foro Europeo contra las Violencias de Genero. Intentamos no solo el intercambio de ideas, de experiencias, sino también que del Foro salgan acciones conjuntas.

El Foro lo convoca la Plataforma Catalana contra la Violencia de Genero. ¿Como nació la Plataforma?

La Plataforma catalana nació desde el barrio de l´Eixample, de una asociación de vecinos, de varias vocalías de la mujer, de varias asociaciones feministas. No podíamos limitarnos a movilizarnos un solo día al año. Detrás hay todo un movimiento social para acabar con este tipo de violencia contra las mujeres, que es estructural. Muchas asociaciones de mujeres surgieron hace diez años, con ocasión de la IV Conferencia Mundial de Mujeres de Beijing.  Con su programa de  doce puntos, que firmaron 189 países, la Conferencia fue un importante revulsivo. Nuestro objetivo fue unir a todos estos grupos, todas las luchas, que no nos aisláramos en los grupos de mujeres sino que se incorporasen a esta movilización partidos, sindicatos, asociaciones de vecino, cualquier entidad que estuviese de acuerdo con el manifiesto de la Plataforma, para exigir recursos para las mujeres que ya han sido víctimas de la violencia, para prevenir y sensibilizar a la población sobre este grave problema. Así nació la Plataforma.

La prevención es fundamental. Hay que cambiar las relaciones entre mujeres y hombres desde la juventud, modificar las existentes entre adultos y de la sociedad. Acabar con la trivialización de las mujeres en nuestras relaciones sociales cotidianas. Así se creo la Plataforma en el 2002. Éramos unas 20 organizaciones de mujeres inicialmente, pero pronto se sumaron sindicatos y partidos. Nos dedicamos a hacer concentraciones por barrios, con las asociaciones de vecinos, en las que explicábamos las causas de la violencia. En unos casos, los pintores del barrio hacían un mural, en otros eran los músicos los que organizaban un concierto. A partir de las asociaciones existentes comenzamos la labor de sensibilización.  Actualmente somos unas 100 organizaciones de toda Cataluña las que participamos en la Plataforma.

Con la reestructuración del Gobierno Zapatero y su giro a la derecha el Ministerio de Igualdad ha pasado a ser una Secretaria de Estado, en una señal a los mercados que ha estimado especialmente la derecha más conservadora, que ya anuncia recortes de fondo de las políticas públicas de igualdad si llega al gobierno. ¿Cómo veis esta situación?

 

Tenemos que debatir la actual coyuntura. En la Plataforma catalana hemos discutido mucho este año la reacción en muchos ámbitos institucionales, por ejemplo la legislatura, sobre la aplicación de las leyes de igualdad y contra la violencia de género. Se tiende a victimizar en estos ámbitos a las mujeres, en el sentido de acusarlas de hacer denuncias falsas, de utilizar a su favor a los hijos para la custodia compartida. Se han creado juzgados especializados en la lucha contra la violencia de género, lo que es un importante avance, pero al no tener una formación y una sensibilidad adecuadas se producen muchos sobreseimientos. Hemos hecho un estudio de los 50 juzgados creados y hay un 80% de sobreseimientos por falta de pruebas por los fiscales. Animamos a las mujeres a denunciar los casos de violencia de género sin tener en cuenta que en esta situación esa denuncia se vuelve contra ellas.

Es como si estuviéramos ante un paso atrás, después de estos años de avances en las políticas públicas de igualdad. Todas estas leyes: Ley Integral contra la violencia de género, Ley de igualdad, Ley de dependencia, Ley de interrupción voluntaria del embarazo tienen un claro contenido social por encima de sus limitaciones e insuficiencias. Su desarrollo reclama unos recursos materiales que hasta ahora estaban en manos de la voluntad y sobre los hombros de las mujeres en sus diferentes etapas de la vida. En los diferentes tiempos de cuidado: primero ayudando a la madre, después criando los hijos, cuidar de la casa y finalmente cuidando los padres.

La base estructural, que esta condicionada por estos cambios, pero también por los retrocesos actuales, es de donde surge la violencia de género a partir de la discriminación. Pensamos que es importante en este III Foro dar el paso de invitar a asociaciones y plataformas de todo el estado para llegar a acuerdos que permitan una reacción colectiva contra estos retrocesos. El último ha sido la supresión del Ministerio del Igualdad, que era una conquista después de muchos años de luchas. En las directivas internacionales figura como un objetivo el que todos los países impulsen las políticas publicas de igualdad desde los propios Gobiernos, con una transversalidad que solo puede darse desde la propia Presidencia del Gobierno o desde un Ministerio específico, pero no subordinando las políticas de igualdad a otras prioridades. Ya hemos tenido la experiencia de su ubicación en el Ministerio de Trabajo. Ahora se inserta en Sanidad, junto a otras políticas sociales, pero con el mensaje ambiguo de si no estaremos ante una patología, como en el caso de la violencia de género, más que ante un problema de igualdad jurídica y practica de derechos y de abordar positivamente la misma condición femenina. En el momento actual se intenta tirar por la borda parte de los derechos de las mujeres, derechos conseguidos durante años y con mucha lucha. Se trata de derechos adquiridos. Concepciones acuñadas en la sociedad: igualdad, derecho a decidir sobre el propio cuerpo, no discriminación laboral.

No habéis limitado vuestra labor a Cataluña. ¿Como habéis conectado con el resto de las organizaciones del estado? ¿Por que habéis participado en los viajes de solidaridad a Palestina?

Ya teníamos el contacto con la Plataforma de Mujeres Artistas contra la Violencia de Genero, que en dos ocasiones nos habían invitado a acompañarlas a Palestina. En la Plataforma catalana, Donas pro donas es, por ejemplo, una organización especializada en la lucha contra la utilización de las mujer en los conflictos bélicos.  Ello ha ayudado a reforzar nuestros contactos en el Estado Español. También hemos asistido a las Jornadas Feministas de Granada en el 2009. Este año hemos viajado a Sevilla para establecer contactos con la Plataforma 8 de Marzo y con la Plataforma Amuvi.

La Marcha Mundial de Mujeres nos ha apoyado desde el primer Foro. Este año va a celebrar un taller sobre las acciones que han llevado a cabo en el Sur de Kivu, en la Republica Democrática del Congo, y en Colombia, donde se han producido violaciones masivas y asesinatos de mujeres como consecuencia de los enfrentamientos armados de los últimos años. Con la Marcha Mundial de Mujeres hemos convocado también varias concentraciones en la Plaza de Sant Jaume contra la utilización de los cuerpos de las mujeres en los conflictos armados.

Montserrat Vila Planas es coordinadora de la Plataforma unitaria contra les violències de génere de Catalunya.


Fuente:
www.sinpermiso.info, 14 de noviembre de 2010