La Italia del referéndum de Renzi: ofensiva antisocial, regalos a la patronal y maniobras políticas

Francesco Locantore

04/12/2016

Este domingo 4 de diciembre tiene lugar el referéndum de contra-reforma constitucional, de cuyo contenido hemos informado ampliamente en Sin Permiso. Con la votación aún abierta, todo parece indicar una victoria del NO. Sabremos los resultados definitivos en las próximas horas. De confirmarse las tendencias de las encuestas de opinión, el derrotado Renzi se encontrará bajo una enorme presión popular para que dimita y de la UE para que permanezca en su cargo.

Pero más importante quizás es el pulso de los mercados especulativos, que han apostado abiertamente por la derrota de Renzi. Según el director del mercado de valores italiano, Raffaele Jerusalemi, “hay una enorme cantidad de dinero colocado a corto plazo en Italia, de origen estadounidense y de otros países sede de grandes inversores”, en especial en el Banco Popolare de Milán y la Banca Carige, a los que el regulador ha prohibido la venta a corto de bonos del banco Monte dei Paschi desde el mes de julio. La bolsa italiana ha perdido más del 20% en lo que va de año. “En el sistema italiano, los activos de los bancos valen 45-50 céntimos de dólar. Pero el precio de venta es 20 céntimos. Si de verdad se permitiese esa venta, los bancos quebrarían”, según Steve Eisman, uno de los mayores especuladores a corto, que hizo su fortuna en el mercado de las hipotecas subprime. ¿Puede la victoria del NO y la dimisión de Renzi desencadenar una nueva crisis financiera en Italia? Lo sabremos en los próximos días. Mientras tanto, publicamos este breve análisis de la coyuntura italiana en la que tiene lugar el referéndum. SP

Durante muchos años, la situación política italiana se ha caracterizado por la ofensiva patronal contra trabajadores, que han perdido una parte significativa de los principales logros conseguidos en el ciclo de luchas de 1960-1970.

Se han introducido todo tipo de contratos precarios, sometiendo progresivamente a la clase obrera al chantaje del desempleo. El crecimiento de la proporción entre la deuda pública y el PIB, por un lado, y el aumento del desempleo, por otro, han sido los argumentos utilizados para justificar la austeridad pública y las reformas estructurales neoliberales.

Aparición de la derecha populista

Esta política, con una izquierda política y social subordinada al Partido Democrático (PD), ha permitido en primer lugar la aparición y desarrollo de una derecha populista y racista (la Liga Norte de Matteo Salvini) y en segundo lugar el crecimiento de un movimiento interclasista, el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Beppe Grillo, que ha ganado en un tiempo muy corto un apoyo popular que desafía la hegemonía del mayor partido político italiano desde los días de Berlusconi, es decir, el Partido Democrático.

En este escenario se formó en 2014 el gobierno de Matteo Renzi, que ha transformado la imagen del PD con su estilo populista, la búsqueda de una relación directa con los ciudadanos-votantes y romper los lazos históricos del partido con la CGIL, el principal sindicato italiano. Aunque se han concedido pequeñas sumas de dinero a algunos sectores sociales, la realidad es que los trabajadores son más pobres (los contratos de los trabajadores del sector público no se han renovado desde el año 2009) y se han atacado sus derechos fundamentales. El gobierno también logró suprimir el artículo 18 del Código de Trabajo que garantizaba el derecho a la reincorporación de los trabajadores despedidos sin causa. Era una reivindicación histórica de los empresarios ... que incluso Berlusconi no había podido aprobar.

Otro resultado importante para la patronal italiana fue en 2015 el proyecto de la "buena escuela", una reforma estructural de la escuela pública que puso fin a la libertad académica de los profesores, que desde entonces están totalmente sometidos a los directores de las escuelas y liceos, que abre la educación a los intereses privados y que hace obligatoria la alternancia de escuela y trabajo, lo que permite a las empresas aprovecharse de millones de horas de trabajo gratuito.

Un gobierno a la búsqueda de legitimidad

En este contexto Renzi pensó, a partir de 2016, se podría convocar un plebiscito sobre la reforma institucional. El corazón de esta reforma es fortalecer las competencias del Gobierno en relación con las instituciones electivas, eliminando la elección de los senadores. El Senado ha sido, de hecho, una espina clavada en el costado del gobierno que, en repetidas ocasiones, ha corrido el riesgo de ser derrotado.

Sin embargo, la profunda crisis social (nueve millones de personas pobres, tres millones de parados, tres millones de personas que han dejado de buscar trabajo ...) ha erosionado el apoyo al gobierno del PD, como demuestran las elecciones municipales de 2016, donde el M5S consiguió ganar en ciudades muy importantes como Roma y Turín.

El M5S ha recuperado una gran parte del voto de la oposición a Renzi, a derecha e izquierda, de una parte de la clase obrera, pero también y sobre todo de una parte de la pequeña burguesía empobrecida, a la que han estado destinadas muchas propuestas de esta formación política. Hoy el M5S tiene dificultades para gobernar esas ciudades. Sus representantes fueron elegidos con programas que no tienen la fuerza de aplicar, porque no tienen las estructuras sociales que garanticen la eficacia de su acción política. Una de las grandes contradicciones a la que el M5S se ha enfrentado es el tema de la privatización de los servicios públicos municipales, que se comprometieron a detener y revertir. Se han visto obligados a abandonar esta propuesta como consecuencia de las presiones de las multinacionales y los grupos de poder económico (incluyendo las burocracias situadas al frente de las empresas municipales por las administraciones anteriores) y que, en estas ciudades, son dominantes en el sector de los servicios públicos.

Una vez en los gobiernos locales, el M5S se ha dado prisa en dar una imagen tranquilizadora para ganar credibilidad ante los ojos de la burguesía como una alternativa al PD. Obviamente, en este momento, parece difícil que un movimiento populista antieuropeo como el M5S, cuyo programa incluye propuestas contra las privatizaciones, contra las grandes obras como el TAV, pueda ser utilizado por la burguesía para sustituir a un instrumento político como el PD, que ha sido particularmente eficaz a la hora de aplicar las "reformas" estructurales ...

Al fondo, la crisis de la UE

Este es el contexto en el que Renzi ha preparado la ley del presupuesto 2017, pidiendo a la Comisión Europea una mayor flexibilidad para sus cuentas, es decir, un déficit de hasta el 2,3%, al mismo tiempo que no respeta los límites impuestos por el "pacto fiscal", pretendiendo querer poner fin a la austeridad para recuperar de nuevo su popularidad y tener alguna oportunidad de ganar un referéndum que se presenta mucho más difícil de lo esperado.

Esta "confrontación" con la Comisión Europea constituye una verdadera negociación entre las diferentes burguesías, pero también un pulso entre los partidos. Todas las fuerzas económicas y políticas de la burguesía europea tienen un interés especial interés en que gane el SI en el referéndum y que permanezca Renzi. Por encima de todo, saben cual es el estado crítico de la economía italiana y ciertamente no pueden permitirse el riesgo de una crisis financiera en un país tan grande como Italia, que podría volar el frágil equilibrio de la Unión Europea.

Renzi quiere ocultar el verdadero contenido de su maniobra financiera a favor de las empresas y la patronal. Por que aunque las finanzas conceden algunas limosnas a ciertos sectores sociales especialmente desfavorecidos, se hace el silencio más absoluto sobre los enormes regalos que se hacen a los capitalistas a través de la reducción drástica del impuesto de sociedades y las amnistías fiscales otorgadas a los defraudadores que han transferido dinero al extranjero ilegalmente. Estamos hablando para el próximo año de alrededor de 8 mil millones de euros, que pueden llegar hasta los 20 o 30 mil millones, y que se suman a tantos otros que se han dado a los capitalistas en los últimos años.

La Ley del Presupuesto 2017 se mantiene dentro del marco de la lógica neoliberal y los recursos públicos son transferidos a las empresas. Habría sido necesario preparar este otoño una fuerte batalla política y social contra esta ley, al mismo tiempo que el rechazo a la contra-reforma constitucional, pero las principales fuerzas sindicales no han querido hacerlo y las fuerzas sociales y políticas de la izquierda radical solo han  podido hacerlo muy parcialmente.

Ecosocialista italiano. Es miembro de Sinistra Anticapitalista.
Fuente:
https://npa2009.org/actualite/international/italie-offensives-antisociales-cadeaux-au-patronat-et-manoeuvres-politiques
Traducción:
G. Buster