México: Por la construcción de un nuevo modelo democrático de Estado de Bienestar

AAVV

11/12/2011

Quienes participamos en el Cuarto Diálogo Nacional para un México Social, expresamos nuestra profunda preocupación por el grave estado de incumplimiento de los derechos sociales que consagra nuestra Constitución.

Para quienes participamos en este Diálogo, resultan inadmisibles las condiciones de desigualdad, pobreza y rezago social que persisten en nuestro país, a lo que se añade un contexto de violencia social, generada tanto por el crimen organizado y la delincuencia común, como por abusos cometidos por la fuerza pública.

Rechazamos que México tenga como única opción para el desarrollo, la implementación de un modelo centrado exclusivamente en el control de la inflación y el déficit público, pero incapaz de generar empleos y crecer distribuyendo los recursos económicos y sociales de manera equitativa.

Asumimos pues, que es urgente:

          Garantizar el acceso de toda la población al bienestar, reconociendo que ninguna sociedad puede prosperar si está dividida por inmensas brechas de desigualdad.

          Construir un Estado Social de Derecho, fundado en una inquebrantable vocación democrática, y con la capacidad de convertirse en el gran referente para la integración y la cohesión social. Lo mismo debe ocurrir con la formulación y evaluación de la política económica y social, y la asignación de los recursos públicos.

          Construir una economía generadora de empleo y con capacidad distributiva del ingreso, a fin de romper con la lógica concentradora de la riqueza, y que permita garantizar niveles de vida dignos para todos los mexicanos.

          Rediseñar la política social, con el objetivo central de construir ciudadanía, para orientar y dar cohesión al desarrollo nacional. Esta política social deberá desplegar su centralidad en un sistema de planeación  dirigido a superar las disparidades regionales y a  recobrar el sentido de una nación solidaria y justa con todos.

          Redefinir las prioridades del desarrollo social, a fin de edificar una sociedad para todas las edades, en la que la convivencia y solidaridad intergeneracional estén en la base de las relaciones sociales, y garantice un México apropiado para la infancia, incluyente de todas y todos los jóvenes y capaz de proteger en la vejez, teniendo como eje rector el derecho a un envejecimiento activo.

          Participar activamente en la construcción de una globalización justa, a fin de impedir que la desigualdad regional y planetaria continúe profundizándose, teniendo como principal objetivo la relación solidaria y pacífica entre las naciones, así como promover un nuevo diálogo intercultural y de fraternidad internacional.

Para atender con eficacia estas urgencias, requerimos reconstruir el Pacto Social, mediante un ejercicio político democrático que de lugar a un nuevo conjunto de arreglos institucionales, así como replantear los mecanismos mediante los cuales dar a nuestro país un nuevo modelo de desarrollo para la igualdad. Por ello, proponemos;

          Impulsar el fortalecimiento de un sistema de Gobierno democrático y socialmente arraigado, basado en la plena garantía de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Consideramos que esto será posible en la medida en que los pactos políticos fundamentales estén dirigidos a la construcción de un nuevo modelo de Estado de Bienestar, cimentado en una nueva cultura ciudadana para la paz, la justicia, la legalidad y la dignidad de las personas.

          Consideramos que tal Estado de Bienestar debe caracterizarse, al menos por:

          Un sistema de protección social universal, desde el nacimiento hasta la vejez, mediante un régimen integrado de previsión social, acceso oportuno a servicios de salud de calidad, así como a prestaciones sociales y económicas básicas, tales como la renta básica universal.

          Un Sistema educativo universal y gratuito para toda la vida, a través del cual las personas, en el contexto de una sociedad global del conocimiento, tengan la oportunidad de re-aprender en función de las constantes innovaciones científicas y tecnológicas, así como en la complejidad del pensamiento social y humanístico.

          Un nuevo sistema de seguridad alimentaria, que dé sustento a la plena garantía del derecho a la alimentación, basado en una nueva relación entre el campo y los ámbitos urbanos, y sobre todo, una nueva política pesquera y agropecuaria capaz de garantizar la soberanía alimentaria.

          Construir un Estado de Bienestar de estas características exige:

          Impulsar una reforma hacendaria como base de un sistema social para la equidad. Debe comprenderse que la política fiscal es parte constitutiva de la política social y no a la inversa. Que la justicia social sólo es posible cuando se distribuye equitativamente la riqueza y el acceso al bienestar. En ese sentido, el régimen de excepciones, el trato preferente a quienes más tienen, así como la protección de la lógica especulativa, son elementos que deben ser desarraigados de nuestro sistema tributario. Lo mismo debe ocurrir con el gasto público corriente y de capital, cuya asignación debe contemplar criterios explícitos de igualdad y equidad sociales, así como los que se desprendan del objetivo de encauzar a Mexico en la ruta del desarrollo sustentable.

          De la mano de lo anterior, es impostergable un nuevo federalismo hacendario, capaz de equilibrar las capacidades para el desarrollo nacional y cerrar las brechas que existen entre las regiones. Debe reconocerse que urge recobrar las nociones de la subsidiariedad y la solidaridad, a fin de construir una nación incluyente, sustentada en un sentido de pertenencia compartido.

          Una nueva conciencia ecológica, a través de la cual se asuma que no hay desarrollo social posible sin la protección del patrimonio con el que cuenta el país. De hecho, una noción ampliada de los temas ambientales debería llevarnos al replanteamiento de nuestros esquemas de consumo, y productivos, de nuestras capacidades energéticas y de nuestra infraestructura tecnológica. En efecto, una nueva conciencia ecológica implica una nueva conciencia económica que considere a los recursos y servicios ambientales, como parte del patrimonio cultural de los pueblos y las regiones.

          Una nueva lógica para el mundo del Trabajo,  sustentada en la categoría del empleo digno, y centrada en la protección de las garantías sociales para toda la población. Para ello, deberá asegurarse la democratización y correspondiente transparencia de las organizaciones laborales y sindicales.

          Una nueva cultura para la paz y el desarrollo, basada en principios fundamentales como el de la protección del interés superior de la niñez. Asumir este principio a cabalidad implica reconocer que un país apropiado para la infancia, es un país en ruta de ser apropiado para todos.

          Una renovada cultura de la legalidad y acceso a la justicia, orientada a erradicar la impunidad en los ámbitos de la procuración e impartición de la Justicia; y a impulsar la exigibilidad y plena garantía de los derechos sociales.

Lograr estos planteamientos exigirá redefinir nuestras metas inmediatas y de mediano plazo para trazar objetivos basados en los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Suscriben:

Aboites Luis, Acedo Blanca, Acosta Adrián, Aguilar Mariflor, Almada Ignacio, Alvarez Cruz, Aragonés Ana María,  Araujo Hugo Andrés,  Argueta Arturo, Arias Jesús, Azaola Elena, Azaola Marta, Azaola Patricio, Aziz Alberto, Balderas Arturo, Ballados Patricio, Banegas Israel, Barajas Gabriela, Barrié María Elena, Barrón Antonieta, Barros Beatriz, Becerra Gabriela, Bussi María Inés, Bustamante Carlos, Cadena Elsa, Cadena Rosaura, Calderón José María, Camacho Ernesto, Cárdenas Enrique, Carpizo Jorge, Carrasco Esperanza, Casanova Hugo, Castro Ana Lucia, Castro Edith, Cervantes Hugo, Checa Marcia,Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, A.C., Concha Miguel, Conde Oscar, Contreras Enrique, Cordera Rolando, Córdova Lorenzo, Corona Ulises, Cortés Fernando, Covarrubias Gerardo, Cruz Carmen, Culebro Rocío, Centro Cáritas de Formación para la Atención de las Farmacodependencias y Situaciones Críticas Asociadas A.C., Coalición Regional contra el Trafico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe. A.C., Cultura Joven A.C., Dalton Margarita, Defensoras Populares, A. C., De Gortari Ana, De la Fuente Gerardo, De la Fuente Patricia, De la Vega Sergio, De Leonardo Margarita, De María y Campos Mauricio, Del Val Enrique, Delgado Gabriela, Delgado Javier, Denman Catalina, Di Castro Elisabetta, Díaz Rodrigo, Dieterlen Paulette, Dominguez Olivia,  Döring María Teresa, Ejea Guillermo, Fabienne Venet Rebiffé, Fernández Alfonso, Flores Carlos, Flores Margarita, Franco Antonio, Franco Jorge, Fuentes Mario Luis, Gamboa Ricardo, Gallo Eduardo, García Alicia, García Christian, García-López Marco,  Garza Carlos, Gazol Antonio, Gil Javier, Gimenez Carmen, Giménez Luis Emilio, Gómez Francisco,  Gomís Anamari, Gonzalez Asmara, González Fabián, González Humberto, González Liliana, Gordillo Gustavo, Granados Vanessa, Grijalva Gabriela, Guevara Gilberto, Gutiérrez Griselda, Gutiérrez Paulina, Hernández César, Hernández-Laos Enrique, Herrera Fernando, Hurtado Guillermo, Ibarra David, Jasis Mónica, Jiménez María, Jusidman Clara, Lamas Marta, Lara Blanca, Lerner Susana, Llorente Jorge, Loera Edmundo, Lomelí Leonardo, López Julio, López-Arévalo Jorge, Loyola Rafael, Lustig Nora, Machín Juan, Manjarrez Emma, Melgar Lucía, Melgoza  Javier, Miranda Ma. Isabel, Mohar Susana, Montoya Luz María, Mora Luis, Mora María Cruz, Mora Paloma, Morales Consuelo, Morales Magdalena, Narro José, Novelo Federico, Novelo Victoria, Ocampo Emilio, Olvera Luis, Ordaz Guadalupe, Ortiz Nahely, Ortiz Rosario, Pardo Carmen, Pellicer Dora, Pérez Gabriela, Pérez Marisol, Pérez-Cota Virginia, Pérez-Pascual Alejandro, Piña Enue, Piñeyro José Luis, Popoca Alfredo, Provencio Enrique, Ramírez Berenice, Ramírez Nashieli, Ramírez Sebastián, Reguillo Rossana, Rello Fernando, Rodríguez María del Carmen, Rodríguez María del Carmen, Rojas Alejandra, Rojas Cornelio, Rojas María Teresita, Rojas Rosa, Rollin Kent Serna, Romero Jorge, Rubalcava Rosa María, Ruiz Clemente, Ruiz Pablo, Salazar Pedro, Salmerón Pedro, Saltalamacchia Natalia, Sánchez Adolfo, Sánchez Armando Sandoval Elena, Santiago Hortensia, Sarsfield Rodolfo, Schmelz Esteban, Serrano Martha, Stern Claudio, Tello Carlos, Terán Silvia, Torrentera Alberto, Torres Rafael, Torres Ramón, Trejo Evelia, Troncoso Nadia,   Ulloa Teresa, Valencia Enrique, Valero Ricardo, Vargas Delfino, Vargas Manuel,  Vega Eduardo, Velázquez Arturo, Villalobos Rebeca, Villamar Zirahuén, Villanueva Efraín, Villarespe Verónica, Villegas Gloria, Woldenberg José, Yanes Pablo, Zenzes Alexandra, Ziccardi Alicia.

Fuente:
www.sinpermiso.info, 11 de diciembre de 2011