Sin Permiso inicia una campaña económica para renovar la web

Comité de redacción

17/11/2013

<p align="center">&nbsp;</p>

<p>Hace ahora 10 años que se concibió el proyecto político-cultural de <i>SinPermiso</i>. </p>

<p>En ese lapso se ha conseguido, como previsto, publicar en papel una revista teórica de regularidad más o menos semestral y realizar varios simposios de discusión teórica y política con invitados internacionales en Madrid, en Barcelona y en Buenos Aires. </p>

<p>Esto es lo que pensábamos hace una década, cuando echamos a andar:</p>
<p>"… <strong>sinpermiso</strong>, es un proyecto político de crítica de la cultura, material e intelectual, del capitalismo contrarreformado, desregulado, remundializado y reliberalizado del siglo XXI. (…) </p>
<p>"El <strong><i>núcleo promotor</i></strong> de <strong>sinpermiso</strong> lo compone un equipo de personas de ambos lados del Atlántico y de tres generaciones distintas. (…) </p>
<p>"Convergemos hoy en <strong>sinpermiso</strong> en un <strong><i>diagnóstico común</i></strong> sobre las razones del fracaso de los varios socialismos ensayados o abortados en el siglo XX.</p>
<p>"Convergemos también en un <strong><i>pronóstico común</i></strong> sobre los peligros del aparente rejuvenecimiento experimentado por el capitalismo contrarreformado en las últimas décadas, que ha multiplicado visiblemente por doquier el poder opresor, destructor y descivilizador de los ricos, esa minoría de eternos insatisfechos, descreadores de la Tierra.</p>
<p>"Y convergemos finalmente en la <strong><i>común convicción</i></strong> -que nos mantiene a todos en la tradición socialista- de que es urgentemente necesaria una reforma de la civilización que supere a la economía tiránica del capitalismo. Que democratice radicalmente la vida social toda del planeta. Y que, mediante la lucha planetaria por la universalización sin trabas de la libertad y la igualdad republicanas, abra cauces institucionales nuevos a la expresión de la tradicional mesura y contención de los desposeídos y los subalternos, y a su través, a la fraternidad entre los humanos y a la reconciliación de éstos con el patrimonio natural común heredado (y con su propia naturaleza)."</p>
<p>La evolución de los acontecimientos no ha refutado el pronóstico hecho hace una década. Al contrario: una crisis capitalista mundial sin precedentes desde el final de la II Guerra Mundial ha venido a confirmarlo con creces y con un dramatismo insospechado. </p>
<p>Es lo más probable que en el afianzamiento de <i>SinPermiso</i> haya jugado su papel la relevancia central que siempre dimos a la exploración analítica y crítica de la dinámica vida económica. Porque <i>SinPermiso</i> nació cuando más fuerte y robusta parecía la impía alianza entre una izquierda académica barrocamente relativista y una derecha confiada y recrecida, persuadida de que la historia humana había llegado a su "fin". Entre unas pseudoizquierdas académicas aparentemente satisfechas en la derrota y muy amantes de andarse por todas las ramas imaginables, salvo las que de verdad importan para la política de las clases oprimidas y explotadas, y unas derechas obnubiladas por la inopinada sucesión de victorias en todos los frentes. Unas derechas tan convencidas del éxito de lo que nosotros llamamos entonces "aparente rejuvenecimiento del capitalismo",&nbsp; que llegaron fantasear ridículamente&nbsp; el "final de la historia" y la aparición –como se decía— de una "nueva economía" en la que nunca más habrían de experimentarse ciclos económicos. </p>

<p>Pero los humanos sólo proponen, y como suele suceder, el logro más notorio, el que mejor parece responder a las necesidades actuales a tenor de la respuesta recibida, ha sido el más&nbsp; imprevisto: publicar con puntual regularidad online –va ya para 9 años— un semanario que combina la reflexión política de actualidad con análisis económicos, históricos, filosóficos y crítico-culturales de mayor calado y persistencia. </p>

<p>En estos años hemos publicado más de 6.000 artículos de más de 1.000 autores y autoras. Son muchas las personas que a lo largo de estos años se han ofrecido de forma completamente desinteresada para traducir artículos. Así, se han traducido artículos cuyo original era alemán, inglés, catalán, gallego, francés<a name="0.1_table01">, vasco, italiano, ruso, rumano… Esta aportación de tantas personas en el proyecto de <i>Sin Permiso </i>ha sido una de las grandes sorpresas de nuestro proyecto.</a></p>

<p>Actualmente <i>SinPermiso</i> tiene una media de casi 40.000 accesos diarios. Cada semana se reciben alrededor de 30 peticiones de subscripción a la lista electrónica. Los números, por fríos y fáciles de citar que sean, indican solamente de forma parcial esta gran acogida que ha tenido <i>SinPermiso</i>. </p>

<p>Se ha cumplido un primer ciclo de la vida de <i>SinPermiso</i>. Comenzamos ahora una nueva etapa. Una etapa determinada por el hecho de que la grave crisis capitalista mundial que estalló en 2008 y &nbsp;el consiguiente&nbsp; hundimiento de todas las fantasías neoliberales y de todas las ilusiones postmodernas que dominaban el panorama político, mediático e intelectual hace una década no se ha traducido en una contestación política y social a la altura de la catástrofe. La crisis capitalista, dígase así, se ha enquistado políticamente. Lo que no augura nada bueno. En la nueva etapa de <i>SinPermiso</i> queremos seguir reflexionando en&nbsp; el semanario electrónico de un modo que sea estética y tecnológicamente más accesible y atractivo, más eficaz en la intervención cotidiana y en la contribución a la reflexión sobre la coyuntura política y cultural. </p>

<p>Necesitamos renovarnos. <i>SinPermiso </i>ha crecido mucho y precisa una página electrónica que técnicamente pueda ofrecer una mejora sustancial a sus lectores y lectoras. Eso tiene costos. Como queda dicho, no contamos con la ayuda de ninguna entidad pública ni privada; nunca la hemos tenido y nunca la hemos solicitado. Tampoco ahora. Necesitamos y por eso solicitamos la ayuda económica de nuestros lectores y de nuestros amigos. De todas aquellas personas que crean que merece la pena que <i>SinPermiso</i> siga publicándose cada semana. </p>
<p>&nbsp; </p><br />

Fuente:
www.sinpermiso.info, 14 de noviembre de 2013