Siria: cruce de alianzas imperialistas

Yassamine Mather

Patrick Cockburn

28/08/2016

¿Aliados o enemigos en la guerra civil Siria?

Yassamine Mather

Los comentarios de la semana pasada de Owen Smith, sugiriendo que "Isis debe ser invitado a las conversaciones de paz para poner fin a la guerra civil en Siria", han generado muestras de indignación y condenas generalizadas.  El torpe y vacuo Smith va de una controversia a otra como candidato en las primarias laboristas.  Ahora, parece que, al tratar de imitar a Jeremy Corbyn, ha hecho otra declaración tonta.

Como Morning Star señaló, aunque Isis es una "organización criminal terrible", la "prensa británica y la indignación de los medios de comunicación por el comentario realizado por Owen Smith es hipócrita", y olvida convenientemente que los gobiernos occidentales hablan diariamente con los partidarios del Estado Islámico;  que las políticas internacionales e internas de algunos de los estados con los que el Reino Unido, los Estados Unidos y los países europeos tienen amplias relaciones políticas y económicas - países como Arabia Saudí, Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, Qatar - no son mucho mejores que Isis;  y que a lo largo de la historia, los gobiernos han hablado con líderes y organizaciones políticas que habían calificado previamente de asesinos terroristas.

La prensa británica habla de Isis, en Irak y Siria, como si se tratase de una fuerza extraterrestre que hubiera descendido de otro planeta, aislado del resto de la región.  Nada mas lejos de la verdad.  El grupo es una parte muy importante de la economía regional y mundial.  Vende petróleo, algodón y obras de arte diariamente.  Los fondos de estas operaciones se atesoran en los bancos de Turquía y los Emiratos Árabes del Golfo Pérsico.

El papel de Arabia Saudí en la creación de Al Qaeda, con el apoyo de Estados Unidos y Gran Bretaña en las guerras de Afganistán de la década de 1980, está bien documentada y probada.  Hasta Hillary Clinton ha descrito cómo el gobierno de Estados Unidos creó y financió Al-Qaeda con el fin de luchar contra la Unión Soviética.

En las últimas semanas, la prensa alemana ha venido publicando una serie de historias que conectan Arabia Saudí con grupos yihadistas implicados en ataques terroristas en Europa en un momento en que se supone que la monarquía saudí debería estar ayudando a las fuerzas de seguridad de Berlín en la lucha contra el terrorismo.  De acuerdo con un informe de Der Spiegel, las fuerzas de seguridad alemanas tienen la prueba de que el ataque yihadista en un tren cerca de Würzburg, y un ataque fallido con bomba en Ansbach, fueron supuestamente orquestada por hombres en Arabia Saudí.  Los atacantes consiguieron sus instrucciones en línea (chats) desde el reino wahabita.  De acuerdo con el informe de Spiegel: "Varios números de teléfono demuestran que los dos jóvenes estaban en estrecho contacto con la organización terrorista "Estado Islámico '(IS) en Arabia Saudí".

En primer lugar tenemos los orígenes en la Arabia Saudí del Islam wahabí, a menudo descrito como "ultraconservador", "austero", "fundamentalista" y "puritano".  El fundador de la secta, Al Wahabí, era un opositor fanático de los chiítas;  predicó contra el "culto a los santos" (o imanes, en el caso del Islam chiíta), se opuso a la idolatría, así como a la innovación y las impurezas.  Un predicador insignificante en una parte remota del reino, consiguió poder e influencia después de un pacto con un líder local, Muhammad bin Saud, fundador de la dinastía actual en Arabia Saudí.  La alianza entre los seguidores de Ibn Abd al-Wahabí y los sucesores de Muhammad bin Saud (la Casa de Saud) resultó ser duradera.

En los últimos años, especialmente después de la caída del régimen Baas en Irak, los intereses regionales y políticos de Arabia Saudita han dado un impulso adicional al wahabismo.

Cuando Bashar al Assad decidió suprimir al movimiento de oposición en Siria, Arabia Saudí encontró una oportunidad ideal para intervenir en la guerra civil del país, financiando a los grupos yihadistas / wahabíes.  Muchos de estos grupos no sólo estaban tratando de derrocar al gobierno de Assad: querían crear un nuevo "califato" bajo el control del "Estado islámico".  El gobierno de Arabia Saudí se opuso claramente a esta última etapa en el desarrollo del yihadismo - el establecimiento del califato. Sin embargo, a todas luces un buen número de organizaciones religiosas y fundaciones sauditas, así como un número de individuos ricos, muchos de ellos miembros de la familia amplia de los Saud, comulgan con los propósitos de Isis y envian grandes contribuciones para financiar a la organización.  Aunque los ministros saudíes afirman que en los últimos meses han iniciado el "seguimiento" de tales transacciones de dinero, según Sebastian Sons, experto en Medio Oriente del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores (DGAP), "no hay manera de ejercer un control total sobre ellas.  En primer lugar, Arabia Saudí no tiene la capacidad para hacerlo.  Y en segundo lugar, hay que decir que existen serias dudas acerca de si tiene la voluntad política de hacerlo ".

Todo esto significa que el resto del mundo tendrá que vivir con la realidad de más ataques orquestada por Isis, hasta que la "comunidad internacional" no se enfrente a sus aliados que lo apoyan, comercian con él y lo financian.  Y los pueblos de la región, por supuesto, siguen siendo victimas de los bombardeos de Isis, de Rusia, sin olvidar los ataques aéreos estadounidenses y sirios.

En las últimas semanas una serie de eventos interrelacionados han allanado el camino para una situación cada vez más peligrosa en Oriente Medio, e Isis está lejos de ser el único problema. El viernes 19 de agosto, estuvo a punto de producirse un choque entre aviones de Estados Unidos y Siria (según algunos informes, aviones de combate rusos) sobre la ciudad kurda de Hassaka, en el norte de Siria, abriendo una nueva etapa en la confrontación multinacional.  La administración Obama está cada vez más preocupada por la creciente alianza ruso-iraní-siria.  El incidente se produjo cuando aviones estadounidenses volaron en formación protectora sobre las posiciones kurdas, el día después de haber sido atacadas por aviones sirios (algunas fuentes dicen rusos).

Según el sitio web Debka:

“Los aviones estadounidenses se situaron a una milla de los dos reactores Su-24 de combate sirios que se acercaban al enclave kurdo de Hassaka, y les advirtieron que se retiraran. Sin responder, los aviones sirios dieron la vuelta.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos informó que cuando comenzó el incidente, "fuerzas de la coalición en el terreno" intentaron ponerse en contacto con los aviones sirios en una "frecuencia de radio común", pero no recibieron respuesta.  Se puede suponer que los sistemas de seguimiento y reconocimiento rusos repartidos en Siria y el Mediterráneo oriental recogieron las comunicaciones de Estados Unidos y, de haber querido, podrían haber pasado las advertencias de Estados Unidos a Bashar al Assad”.

El Presidente ruso Putin está siendo alentado claramente por el acuerdo alcanzado con el presidente turco Erdogan a principios de agosto. Turquía ha hecho posteriormente la paz con Irán, y en un giro completo (sin duda vinculado a las teorías conspirativas relacionados con el supuesto golpe contra Erdogan), ya no forma parte de la coalición liderada por Estados Unidos para derrocar al dictador sirio.  Por el contrario, la promesa de Rusia de oponerse a cualquier intento de lograr la plena independencia de los kurdos en Siria o Irak fue suficiente para que Turquía se sume al eje Irán-Rusia-Siria.

Turquía está preocupada por la relación entre las fuerzas de las YPG kurdas en Siria y las "unidades de protección de las personas" del Partido de los Trabajadores Kurdos de Abdullah Öcalan (PKK) de las zonas kurdas de Turquía. Turquía y la República Islámica de Irán también están preocupadas por la posibilidad de que el Kurdistán iraquí se convierta en un estado independiente (con la ayuda de Estados Unidos) y ambos países también están preocupados por la nueva alianza entre el Partido Democrático Kurdo de Irán y el estado de Israel.

Ya en mayo de 2016,  el gobierno de Estados Unidos hacía declaraciones contradictorias sobre el ala sirio del PKK y su brazo armado, las YPG.  De acuerdo con el Departamento de Estado, el PKK es oficialmente considerada una organización terrorista; sin embargo, las YPG no lo son.  En Siria, los kurdos de las YPG han demostrado ser una fuerza de combate fiable contra Isis.  El gobierno de Estados Unidos teme que las YPG kurdas en Siria puedan estar buscando una nueva alianza con Moscú, tras las acusaciones del primer ministro de Turquía, Ahmet Davutoglu, de que las YPG actuaban como mercenarios al servicio de Rusia, así como el Partido Unión Democrática Nacionalista Sirio-Kurda (PYD).  Dirigiéndose a los miembros del Partido de la Justicia y el Desarrollo el 16 de febrero, dijo, "Ni Daesh [Isis] ni las YPG son los componentes originarios de estos territorios.  Las YPG y el PYD son legionarios y soldados a sueldo de Rusia".

De acuerdo con el sitio web de Al-Monitor, a lo largo de la primavera de 2016 hubo una alianza tácita entre Rusia y los Estados Unidos para apoyar las YPG.  Sin embargo, esto parece haber cambiado en la medida en que se ha forjado una nueva alianza entre Rusia, Turquía e Irán en apoyo de Assad durante los meses de verano.  En las alianzas siempre cambiantes de esta guerra de múltiples facetas, la semana pasada aviones sirios (puede que rusos) atacaban a las fuerzas de las YPG, mientras que los aviones estadounidenses las defendían.  Esta semana los tanques turcos entraron en territorio sirio.  Según los medios turcos, sus operaciones militares, con la participación de artillería, cohetes y ataques aéreos, han destruido 70 objetivos en la ciudad fronteriza siria de Jarablus.

Tayyip Erdogan, anunció que la operación era en contra tanto del Estado islámico como de los combatientes kurdos, probablemente con la aprobación del régimen de Assad.  No parece tener fin la miseria kurda.

La semana pasada se hizo evidente que la República Islámica de Irán ha permitido a los aviones militares rusos usar una base aérea en el centro de Irán, cerca de Hamadan, por primera vez desde el levantamiento de febrero de 1979 y en contravención directa de la constitución del país.  Según fuentes gubernamentales iraníes y de Estados Unidos, el uso de la base aérea por aviones rusos fue aprobado por el gobierno de Estados Unidos, añadiendo una dimensión aun más complicada al actual conflicto en Siria.

De hecho, hay muchas facciones y partes luchando en Siria, algunas con intereses conflictivos y, por desgracia, ninguna de ellas es mejor que las otras.  Los combates entre el ejército sirio y las fuerzas kurdas continuaron durante el fin de semana.  Durante la mayor parte de los últimos 5 años de la guerra civil en Siria, el régimen de Assad y las fuerzas kurdas de las YPG se habían mantenido lejos los unos de los otros.  Mientras que las fuerzas del gobierno sirio se concentraron en la lucha contra los rebeldes sunitas en Siria occidental, los kurdos luchaban principalmente contra el Estado islámico en el norte de Siria ... el giro de Turquía ha cambiado todo eso.

http://weeklyworker.co.uk/worker/1119/imperialists-bearing-gifts

 

La operación turca en Siria: una apuesta muy peligrosa

Patrick Cockburn

El balance de la participación de Turquía en la guerra en Siria durante los últimos cinco años ha sido una acumulación de desastres. Se quería deshacerse del presidente Bashar al-Assad y su gobierno y todavía está allí, controlando al menos a dos tercios de la población de Siria.

Por el contrario, el ala sirio del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que lucha una guerra de guerrillas contra el Estado turco desde 1984, ha sido capaz de establecer su dominio, con el respaldo militar de EE.UU., en una gran franja del norte de Siria al sur de la frontera con Turquía.

Isis, que Ankara ha tolerado hasta hace poco, ha puesto en marcha una dura campaña de bombas en Turquía, que han matado a 54 personas en una boda en Gaziantep el pasado fin de semana.

¿Tendrá mejores resultados la incursión militar de Turquía, que se inició a las 4 am del 25 de agosto, que sus iniciativas anteriores en Siria? Sus tanques, fuerzas especiales y artillería apoyan a unos 500 rebeldes sirios en un ataque contra la ciudad de Jarabulus, bajo control de Isis, justo al oeste del río Éufrates.

Los medios de comunicación de Turquía afirman que el objetivo de la operación, conocida como "Eufrates Shield", es crear una "zona de seguridad" de 25 x 55 millas para los refugiados al sur de la frontera sirio-turca. Pero el primer ministro turco Numun Kurtulmus dice que lo que estamos viendo es "una operación corta y decisiva". Las fuerzas atacantes rebeldes sirias pro-turcas dijeron esta noche que tenían el control de la ciudad, y los portavoces militares de Estados Unidos informaron que los aviones estadounidenses estaban llevando a cabo ataques aéreos contra posiciones de Isis.

Uno de los objetivos es vengar la matanza llevada a cabo por un atacante suicida de Isis en Gaziantep el pasado fin de semana. Otro es evitar que los kurdos sirios, a través de las Fuerzas Sirias Democrática (SDF), tomen Jarabulus y la franja de 30 millas al oeste, que es el último puesto de salida y entrada de Isis con Turquía y el mundo exterior.

Esto ampliaría el cuasi-estado kurdo sirio, que los kurdos llaman Rojava, conectándolo con el enclave kurdo de Afrin, al noroeste de Alepo. A juzgar por el número limitado de tanques y otras fuerzas desplegadas por Turquía, sus ambiciones en Siria son en la actualidad bastante limitadas.

Sería prudente sigan siendo así. Turquía puede actuar contra Isis, pero si es una primera fase de un asalto contra los kurdos sirios, tanto EE.UU. como Rusia se opondrán. Las YPG (Unidades de Protección del Pueblo), el ejército de 50.000 efectivos kurdos de Siria, es el aliado militar más eficaz de EE UU contra Isis. También ha estado cooperando con la campaña aérea de Rusia. El ejército y la fuerza aérea siria han estado luchando contra las YPG en el extremo este de Siria, en y alrededor de la ciudad de Al-Hasakah.

¿Puede la lucha por Jarabulus iniciar un giro diplomático, qué Damasco y Ankara se reconcilian y se vuelvan contra los kurdos? Parece muy poco probable, pero la crisis de Siria ahora es tan compleja que los participantes tienen grandes dificultades en saber quienes son los amigos y los enemigos y como defender mejor sus propios intereses.

http://www.counterpunch.org/2016/08/26/turkeys-foray-into-syria-a-gamble...

es una socialista iraní exiliada en el Reino Unido, profesora de la Universidad de Glasgow y Directora de la Campaña "Fuera las manos del Pueblo de Irán" (HOPI).
es el autor de The Rise of Islamic State: ISIS and the New Sunni Revolution.
Fuente:
Varias
Traducción:
Enrique García