Irán: Elecciones sin candidatos

Yassamine Mather

02/05/2021

Las elecciones presidenciales de Irán tendrán lugar el 18 de junio y hasta ahora no está claro quiénes serán los candidatos propuestos por las muchas facciones de la República Islámica y quiénes serán aceptados por el Consejo de Guardianes, que es responsable de examinar las credenciales religiosas y políticas de los candidatos.

Sin embargo, ha comenzado la campaña electoral no oficial y, a pesar de las predicciones de que estas podrían ser unas elecciones aburridas entre dos militares, o entre un clérigo conservador de derecha y un militar, parece que el líder supremo y el régimen islámico de Irán han decidido dar le vida a las elecciones, presumiblemente para evitar una participación dolorosamente baja. Crece la especulación de que se postularán varios candidatos reformistas.

Se supone que el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, es imparcial y está por encima de esos asuntos mundanos, pero los miembros de su equipo a menudo tienen una conversación privada con aquellos a quienes no quieren apoyar. En las últimas elecciones presidenciales de 2016, se asumió ampliamente que Khamenei intervino para evitar que el ex presidente Mahmoud Ahmadinejad se presentara. Este año hay informes de que el líder supremo le ha dicho a Sayyid Hassan Khomeini, nieto del fundador de la República Islámica, Ruhollah Khomeini, que no se presente. Se dice que Khomeini junior está cerca de las facciones "reformistas" del régimen.

El candidato obvio de la facción conservadora habría sido el ayatolá Ebrahim Raisi, quien se opuso a Hassan Rouhani en 2016 y actualmente es el jefe del poder judicial. Sin embargo, según los rumores en Teherán, Jamenei le ha sugerido que no se presente, ya que preferiría un candidato militar para representar a la derecha. De hecho, hasta ahora, tres comandantes en activo y retirados de la Guardia Revolucionaria (IRGC) han anunciado su deseo de presentarse como candidatos.

'Reformista'

La semana pasada, Sayyid Mostafa Tajzadeh anunció su candidatura. Tajzadeh fue un miembro "reformista" del Frente Islámico de Participación de Irán, que fue brevemente ministro del Interior en funciones durante la presidencia de Mohammad Khatami (1997-2005). Más tarde estuvo detenido en la prisión de Evin entre 2009 y 2016 por apoyar al Movimiento Verde Iraní, que no tiene nada que ver con preocupaciones medio ambientales, pero se formó en oposición al presidente Mahmoud Ahmadinejad, luego de las disputadas elecciones presidenciales de 2009. Fue condenado por “reunión y colusión contra la seguridad nacional” y “propaganda contra el régimen”.

Lo que sigue son traducciones de extractos de su primera declaración, anunciando su candidatura:

“Irán y los iraníes sufren el fracaso de gobernantes incompetentes y corruptos, inflación crónica, discriminación, una economía rentista y corrupción generalizada, anomalías sociales, contradicciones costosas e innecesarias con Estados Unidos, sanciones desgarradoras, así como las consecuencias de un virus mortal, Corona.

La incapacidad del gobierno para adaptarse a los desarrollos nacionales y globales, la insatisfacción y la desesperación general es el resultado de la censura, la destitución de funcionarios competentes con el fin de imponer más seguridad y fomentar un ambiente militarista ...

Yo ... participo en las elecciones presidenciales con el espíritu puro de los mártires de la justicia y la libertad ...

Vengo a defender los derechos de los desfavorecidos, especialmente los trabajadores y profesores y todos los que reciben un salario fijo, los que sufren las presiones de las sanciones ...

Vengo a eliminar todas las formas de discriminación contra la mujer.

Vengo a abolir todas las sanciones eliminando tensiones y normalizando relaciones con Estados Unidos y ampliando los contactos con todos los países desde China y Rusia hasta Europa e India ...

Venimos para reforzar las instituciones civiles y garantizar la libre circulación de la información y la libertad del espacio virtual ...

Vengo a acelerar el desarrollo del país con un gobierno eficiente, joven e inclusivo, que mejore el sustento de la gente y asegure los derechos y la dignidad de todos los iraníes independientemente de su origen étnico, religión...

Seré la voz de los que no tienen voz en estas elecciones con la ayuda de Dios y el apoyo del pueblo; la voz de quienes se enfrentaron a la represión en 1396 y octubre de 1398 [referencias a dos períodos de severa represión en enero de 2018 y octubre de 2019, según el calendario iraní]; las víctimas del accidente aéreo ucraniano [derribado por la Guardia Revolucionaria Iraní, que lo confundió con un avión militar estadounidense en enero de 2020]; los marginados e ignorados ...”

Por supuesto, con este manifiesto 'extremista' es poco probable que Tajzadeh sea aceptable para el Consejo de Guardianes, que examina a todos los candidatos, y actualmente ni siquiera los medios 'reformistas' de Teherán creen que tiene muchas posibilidades. Así que podría ser que, en lo que respecta a los 'reformistas', él sea el caballo de Troya que allana el camino para la candidatura de otra figura.

Tras esta declaración inicial al estilo manifiesto, Tajzadeh participó en una sesión de preguntas y respuestas en línea. Al menos 12.000 usuarios de las redes sociales estaban escuchando, muchos en el extranjero, desde 'reformistas' y leales conservadores hasta opositores del régimen que realmente piden su derrocamiento, y Tajzadeh trató de responder a todas las preguntas.

Para superar al Consejo de Guardianes, claramente está intentando organizar una campaña popular que las autoridades no puedan ignorar, y los eventos en línea fueron parte de esta táctica. Afirma tener el respaldo de Mehdi Karroubi, uno de los líderes del movimiento Verde, que actualmente se encuentra bajo una forma reducida de arresto domiciliario. Sobre los rumores de que el hijo del ayatolá Khamenei podría sucederle como líder supremo, Tajzadeh dijo que creía que el líder supremo es "demasiado sabio" para optar por una opción basada en la herencia.

Sin embargo, tanto el manifiesto como la sesión de preguntas y respuestas son claros ejemplos de las limitaciones de los 'reformistas' de Irán. Para empezar, ningún político en su sano juicio dice que está a favor de los poderosos, los ricos. Nadie dice ser corrupto o incompetente, así que todo esto es puro teatro. Más significativamente, su declaración inicial no contenía ninguna política económica. Las facciones 'reformistas' del régimen iraní han presumido durante décadas de su neoliberalismo: una privatización sin precedentes ha contribuido a aumentar la brecha entre ricos y pobres, mientras que la corrupción endémica, la precarización del trabajo, la abolición de decenas de miles de personas los trabajos a tiempo, el impago sistemático de los salarios, han contribuido a crear la desastrosa situación actual. Estos problemas no desaparecerán simplemente eliminando las sanciones y se recupera el comercio mundial.

Y el hombre que pasó siete años en la cárcel por apoyar a los 'reformistas' del movimiento Verde no dirá una palabra contra el líder supremo.

¡Di no!'

El actual ministro de Relaciones Exteriores, Javad Zarif, que aparentemente es "el político más popular del país", afirma que no se presentará como candidato. Sin embargo, eso no ha detenido la filtración de una cinta de audio, de febrero de 2021, que pone de relieve el conflicto entre las facciones 'reformista' y conservadora del régimen. Se envió a varios medios de comunicación persas fuera de Irán, incluidos BBC Persian e Iran International TV (o Bin Salman International, como lo llaman muchos iraníes), que está financiado por Arabia Saudí. Es demasiado pronto para decir si la cinta perjudicará a Zarif o mejorará sus posibilidades si se presenta, y si supera el filtro del Consejo de los Guardianes.

Sin embargo, contrariamente a todo el alboroto en los medios de comunicación iraníes y mundiales, no hubo grandes sorpresas en el audio filtrado. Sin embargo, Zarif confirmó el conflicto entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Guardia Revolucionaria en todos los aspectos de la política exterior, desde el acuerdo nuclear hasta la intervención en Siria y las relaciones con Rusia.

Según Zarif, "Muchos de los costes diplomáticos que pagamos se deben a que el campo [militar] era una prioridad". Más controvertido, asegura que el general Qasem Soleimani, que fue asesinado por Estados Unidos en enero de 2020, solía darle instrucciones sobre cómo llevar a cabo las negociaciones internacionales:

“Casi cada vez que iba a una reunión, el Mártir Soleimani decía: "Quiero que obtengas esta ventaja, este punto". O: “Cuando vayas a hablar con [el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia] Lavrov, consigue los puntos 1, 2, 3 y 4 ... Si yo hubiera dicho algo como, 'No usar aviones [civiles] de Iran Air para la ruta Teherán -Siria [para fines militares] ', no habría aceptado mi sugerencia".

De la cinta se desprende claramente que él y Soleimani discutieron extensamente sobre el tema de los vuelos civiles que transportan personal o equipo militar a Siria. También afirma que fue John Kerry, secretario de Estado de Estados Unidos con Barack Obama, quien divulgó información secreta sobre la intervención de la Guardia Revolucionaria en Siria que no conocía.

De nuevo según Zarif, Rusia estaba en contra del acuerdo nuclear de Irán (antes e incluso después de que fuera firmado) y fue Rusia la que alentó y logró que Irán se involucrara más en la guerra civil siria al convencer a Soleimani.

El consenso general es que la filtración fue diseñada para arruinar las posibilidades de Zarif, si se presenta como candidato presidencial, pero no estoy tan segura. En lo que respecta a la República Islámica de Irán, nada es lo que parece: podría ser un intento deliberado de aumentar la popularidad de Zarif o de quien sea el candidato de la facción reformista. Podría ser un intento deliberado de quienes están cerca del líder supremo de hacer que las próximas elecciones sean más "emocionantes" de lo que se ha predicho. Podría ser parte de un plan para presentar al Ministerio de Relaciones Exteriores como negociadores "razonables y moderados" en las conversaciones actuales en Viena, ¿quién sabe?

Una posibilidad es que los locutores de los medios de comunicación de habla persa del exilio, pagados en el extranjero, que constantemente predicen el inminente derrumbe de la República Islámica, hayan caído una vez más en una trampa tendida por sus enemigos. Los gobernantes chiítas de Irán han sobrevivido 42 años en el poder porque son muy buenos para reinventarse a sí mismos como religiosos o pragmáticos, moderados o halcones, dependiendo de que sea mejor para su supervivencia.

La izquierda iraní y los defensores de la clase trabajadora iraní deben boicotear estas elecciones falsas. Sin embargo, debemos al mismo tiempo denunciar y distanciarnos de los boicoteadores de la derecha, monárquicos y financiados por el imperialismo. Después de todo, el ex Shah se jactó de que había obligado a los dos partidos legales de su tiempo, a los que llamó el 'partido del sí' y el 'partido por supuesto', a unir fuerzas en un nuevo partido, llamado Rastakhiz, en 1975.

Los partidarios del golpe de Estado respaldado por Estados Unidos de 1953, los partidarios del Sha, los financiados por instituciones estadounidenses reaccionarias, como el Fondo Nacional para la Democracia, republicano y sionista, ninguno de ellos traerá la "democracia" a Irán. Las próximas elecciones serán un buen momento para decir '¡No!' tanto a la República Islámica, incluidas sus muchas facciones, como a sus oponentes reaccionarios.

es una socialista iraní exiliada en el Reino Unido, profesora de la Universidad de Glasgow y Directora de la Campaña "Fuera las manos del Pueblo de Irán" (HOPI).
Fuente:
https://weeklyworker.co.uk/worker/1345/electioneering-without-candidates/
Traducción:
Enrique García